Un ferry encalla en Finlandia tras una fuerte tormenta

Más de 400 pasajeros tuvieron que pasar una noche inesperada antes de ser remolcados

El ferry Viking GraceViking LineViking Line

La tormenta perfecta acabó con un ferry encallado junto a unas islas entre Suecia y Finlandia. Al menos 429 pasajeros y la tripulación del Viking Grace se vieron obligados a pasar una noche de infarto a bordo antes de que llegaran los remolcadores para llevar el barco a tierra.

El MS Viking Grace chocó contra unas rocas en un estrecho pasaje en medio de fuertes vientos y lluvias, en la media tarde del sábado, hora local, antes de hacer una breve escala programada en Mariehamn , la principal ciudad portuaria del archipiélago autónomo de Aland de Finlandia. Los buzos inspeccionaron el casco de la embarcación y la situación a bordo era “tranquila”, según un comunicado de la compañía el sábado por la noche.

A los pasajeros se les ofreció cenar y se les dijo que “pasarían la noche a bordo” y que “dejarían el ferry por la mañana”. Este domingo el barco fue remolcado a la terminal de Mariehamn, donde los pasajeros desembarcaron.

El Viking Grace tiene capacidad para 2.800 pasajeros y 500 vehículos. El número de pasajeros se había visto reducido debido a las precauciones de viaje de covid-19. Encargado en 2013, la compañía naviera destaca en su sitio web el “moderno” sistema de combustible de gas natural licuado (GNL) del buque y una vela de rotor de 24 metros de altura diseñada para producir “empuje desde el viento”.