British Airways busca a una azafata que vende “experiencias a bordo” y sexo entre vuelos

Publicita sus servicios vestida con el uniforme de la compañía y hasta vende su ropa interior al mejor postor

La auxiliar de vuelo promete "experiencias en el aire", vende su ropa interior y da la posibilidad de contratar sus servicios entre vuelos
La auxiliar de vuelo promete "experiencias en el aire", vende su ropa interior y da la posibilidad de contratar sus servicios entre vuelosTwitterArchivo

Una auxiliar de vuelo ha provocado fuertes turbulencias en la dirección de British Airways, la compañía aérea británica que nada más conocer la noticia ha iniciado una investigación para dar con esta empleada que aprovecha su trabajo para lograr pingües a través de la conocida página web onlyfans (en la que las personas que abren un perfil obtienen un beneficio en función del número de suscriptores que tengan).

Pues bien, esta auxiliar de vuelo o duda en aprovechar el erotismo que desata en muchos hombres el uniforme de azafata para obtener sus objetivos. Así, comparte atrevidas fotos suyas durante los vuelos, en las que incluso se le ve subiéndose la falda en la cocina de la aeronave, a escasos metros del baño. También compartió una foto suya en el baño de la tripulación con medias y un mensaje: “Sin bragas los domingos”.

La información, desvelada por el diario británico “The Sun” apunta a que se trata de un miembro del equipo de British Airways del aeropuerto de Heathrow. Además, explican que cobra 25 libras (unos 28 euros) a cada uno de los seguidores por un par de ejemplares de su ropa interior, pero la tarifa aumenta considerablemente cuando se trata de servicios “personalizados”.

Para empezar, exige el pago de 50 libras (alrededor de 56 euros) como una especie de tarifa de seguridad. Después, los precios varían en función del tipo de servicio solicitado. “Si he reservado un hotel para trabajar, la reunión tendrá lugar allí (Londres)”, dijo a “The Sun”.

Pero también acepta reuniones en el extranjero, donde “deben reservar otro hotel para tener protección y privacidad”. Además, promete a los “pasajeros” un tratamiento especializado en el aire.

Ella dice en su blog que “si alguna vez has pensado en el entretenimiento para adultos a bordo de un avión, todo lo que tienes que hacer es darme una suma de dinero y disfrutarás de una experiencia completamente diferente”.

Pero no se conforma con eso e implica a algunos compañeros, a los que pone en entredicho. Así, se jacta de tener relaciones con sus compañeros de tripulación y publica fotos con ellos. En una de las instantáneas compartida se le puede ver tendida en la cama de un hotel en Edimburgo, sosteniendo una copa de vino tinto con los dedos de los pies. Y la foto va acompañada de un texto explícito: “Nada mejor que emborracharme con mi piloto para que pueda hacerme lo que quiera. Salud”.