La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, cazada sin mascarilla

La política nacionalista escocesa asegura que “no voy a ofrecer ninguna excusa, me equivoqué”

Nicola Sturgeon, ayer en el Parlamento, en Edimburgo
Nicola Sturgeon, ayer en el Parlamento, en EdimburgoRUSSELL CHEYNEREUTERS

La principal ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, infringió las reglas para contener el coronavirus al hablar sin mascarilla con tres personas en un espacio cerrado durante un funeral en Edimburgo el pasado viernes, según unas fotos que publica este miércoles el diario “The Scottish Sun”. Sturgeon se disculpó, en el mismo periódico, al resaltar que “fue un estúpido error y estoy realmente arrepentida”. ”No voy a ofrecer ninguna excusa, me equivoqué”, reflexionó la política nacionalista escocesa, que defiende “la importancia de llevar mascarilla cada día” durante ruedas de prensa diarias.

En la fotografía, portada del “The Scottish Sun”, se puede ver a la principal ministra levantada de su mesa, y charlando con tres personas en la lejanía, en las instalaciones de un restaurante con motivo de un funeral, incumpliendo así las reglas.

En Escocia se obliga desde el pasado 14 de septiembre a “llevar mascarilla en ciertos lugares cerrados”, comercios y hostelería, en “pubs” y restaurantes mientras que no se esté consumiendo. No llevarla se penaliza con una multa de 60 libras (66 euros).

El director de Coordinación escocés de la pandemia, Jason Leitch, compareció esta mañana en Sky News en defensa de la principal ministra al resaltar que ella “estaba abandonando el lugar, sin mascarilla, cuando unas señoras quisieron hablar con ella, regresó, olvidando al volver, ponérsela”.

El ministro de Justicia escocés, Humza Yousaf, expresó su apoyo en la red social Twitter a su jefa de Gobierno quien "ha estado al frente de la pandemia durante los últimos 9 meses" disculpándola "por un pequeño lapsus" que espera que "la gente sea capaz de perdonarla y seguir adelante".

Sturgeon y su Gobierno cuentan con la aprobación de la ciudadanía escocesa por su gestión de la crisis pandémica, según una reciente encuesta de IPSOS MORI, que eleva al 74 % el nivel de respaldo de la población. EFE