Boris Johnson, el actual primer ministro, fue el principal actor político que respaldó el BrexitVICKIE FLORESEFE

“El Brexit se centra más en la identidad que en un análisis sobre el coste y beneficio”

El profesor Matthew Francis de la Universidad de Birmingham responde a nuestras preguntas sobre la salida definitiva de Reino Unido de la Unión Europea, del mercado único y de la unión aduanera

¿Cuál de las dos partes ha logrado mejores condiciones en el acuerdo del Brexit?

Sospecho que ambas partes estarán satisfechas, ya que la estructura del acuerdo permite tanto al Reino Unido como a la UE proclamar “victoria”. Sin embargo, es evidente que hay más preguntas sin respuesta por parte del Reino Unido. En un sentido económico directo, el acuerdo tiene implicaciones negativas para ambas partes (cualquier acuerdo que implique la salida del Reino Unido de la unión aduanera y del mercado único habría tenido implicaciones negativas) y sin duda afectarán al Reino Unido con más fuerza.

¿Habrá caos y desorden público en los próximos si los suministros no están garantizados?

No estoy seguro de que necesariamente vaya a haber un desorden público, es difícil saberlo. Pero el hecho de que el acuerdo parezca minimizar la posible interrupción de las cadenas de suministro parece reducir el riesgo considerablemente. Por supuesto, vale la pena recordar que muchas empresas del Reino Unido (por ejemplo, cadenas de supermercados) habían acumulado reservas antes del Año Nuevo, lo que podría haber suavizado el impacto de un Brexit sin acuerdo en cualquier caso.

¿Ha cambiado la opinión de los británicos sobre la salida de la UE tras la tortuosa negociación?

La mayoría de las encuestas sobre el Brexit sugieren que pocas británicos han cambiado de opinión en los últimos cuatro años: quienes se oponían al Brexit en su mayoría aún se oponen a la salida de la UE. Y quienes apoyaban el Brexit en su mayoría todavía lo apoyan. Creo que la verdad es que las opiniones sobre el Brexit siempre se han centrado menos en una evaluación objetiva de los costes y beneficios económicos de la pertenencia a la UE y más en la identidad. El caso del Brexit, en realidad, siempre estuvo más atrapado en el plano de las ideas sobre la historia de Reino Unido y su lugar en el mundo. Los que apoyan el Brexit probablemente verán cualquier efecto negativo de la salida de la UE como una consecuencia de la mala gestión por parte del Gobierno británico o de las acciones de la UE y de los gobiernos europeos.