Asia

Comienzan las conversaciones entre la diplomacia china y estadounidense de la era Biden

Se trata del primer intercambio importante entre los países desde que el Biden asumió el cargo y han tocado varios temas críticos que tensan sus vínculos

El Secretario de Estado, Antony Blinken, en una comparecencia
El Secretario de Estado, Antony Blinken, en una comparecencia FOTO: Evan Vucci AP

Los principales diplomáticos estadounidenses y chinos hablaron el sábado en el primer intercambio importante entre los países desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo y tocaron varios temas críticos que han tensado sus vínculos.

El máximo diplomático chino, Yang Jiechi, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, discutieron en una llamada telefónica los puntos de tensión en la relación bilateral entre ambos, especialmente la situación en Xinjiang, hogar de la minoría uigur cuyo trato es muy criticado en Occidente, así como Hong Kong y Taiwán.

Las dos declaraciones reafirmaron las diferentes posturas de los países, que se han enfrentado en temas que van desde el comercio hasta la represión de Pekín en Hong Kong, pasando por el mayor apoyo de Estados Unidos a un Taiwán democrático autogobernado. Las relaciones entre Estados Unidos y China han caído a nuevos mínimos en los últimos años, acelerados en parte por el ex presidente Donald Trump que inició una guerra comercial con Pekín y le culpó de la pandemia de coronavirus que ha matado a más de dos millones de personas en el mundo.

Blinken dijo que Estados Unidos trabajaría con sus aliados para hacer que China “rinda cuentas por sus esfuerzos para amenazar la estabilidad en el Indo-Pacífico, incluso a través del Estrecho de Taiwán.”

Yang dijo que en la actualidad “la relación chino-estadounidense se encuentra en una coyuntura crucial”.

“La política del gobierno chino hacia Estados Unidos siempre ha mantenido un alto grado de estabilidad y continuidad”, fue citado por la agencia estatal de noticias Xinhua.

Instó a Washington a “corregir los errores cometidos durante un período de tiempo y trabajar con China para mantener el espíritu de no conflicto, no confrontación, respeto mutuo y cooperación de ganar-ganar y centrarse en la cooperación, gestionar las diferencias, así como promover el desarrollo saludable y estable de las relaciones entre China y Estados Unidos”.

Bajo el mandato de Trump, Estados Unidos aumentó la venta de armas y los intercambios oficiales con la isla autogobernada, que China reclama como parte de su propio territorio para reunificarla por la fuerza si es necesario.

Yang había adoptado un tono positivo cuando habló a principios de esta semana ante el influyente Comité Nacional de Relaciones entre Estados Unidos y China.

Blinken pidió específicamente a China que condenara el golpe militar en Myanmar. Yang, en respuesta, hizo hincapié en que la comunidad internacional debe crear un buen entorno externo para la correcta resolución de la cuestión de Myanmar.