Los Verdes lideran los sondeos en Alemania a cuatro meses de las elecciones

Los ecopacifistas ya Gobiernan en coalición en Austria con los conservadores de Sebastian Kurz desde enero de 2020

Annalena Baerbock, la candidata verde a la Cancillería en las elecciones del 26 de septiembre
Annalena Baerbock, la candidata verde a la Cancillería en las elecciones del 26 de septiembreKay NietfeldAP

Los últimos sondeos electorales predicen que el partido liderado por la hasta hace poco desconocida Annalena Baerbock sería la fuerza más votada el próximo septiembre. La encuesta del instituto Infratest dimap conde a Los Verdes una ventaja de un punto sobre la CDU/CSU de la canciller Angela Merkel (26% frente a 25%). La formación que sale peor parada y de la cual la mayoría de votantes se pasaría a Los Verdes es el Partido Socialdemócrata (SPD), que baja cinco puntos con respecto a las últimas elecciones de 2017 (del 20,5% al 15%).

Desde hace varias semanas en las redes sociales se ha desatado el odio contra la candidata verde, de 40 años, la más joven aspirante a canciller de la historia, y experta en derecho público, de forma que no solo es insultada y amenazada, sino que se están difundiendo supuestas citas e informaciones falsas, e incluso fotos desnuda que no eran reales.

Un Gobierno de Los Verdes en Alemania sería en este momento impensable si no es en coalición con los conservadores de La Unión, asegura la mitad de los encuestados para el diario “Tagesspiegel”. No sería la primera vez que los ecologistas forman parte de un Gobierno de coalición a nivel federal, si bien los siete años que gobernaron de 1998 a 2005 lo hicieron como socio menor del SPD. A nivel regional, están presentes en el Gobierno de once de los 16 “Länder”.

Baerbock asegura que ella es la candidata “de la renovación, para defender el statu quo hay otros (candidatos)”. El programa del partido tiene como tema central la lucha contra el cambio climático, la reducción de las emisiones, el aumento de los impuestos al CO2 y la reestructuración de la industria para crear “empleos verdes” dentro de los nuevos sectores de las energías renovables y la movilidad eléctrica.

En la vecina Austria, Los Verdes comparten gobierno con los conservadores del ÖVP dese el 7 de enero de 2020. Sin embargo, las disputas en el interior del Gobierno de Sebastian Kurz han sido numerosas y desde el comienzo se habla de un Gobierno inestable. Ya en febrero tuvieron un rifirrafe en relación a la deportación de una menor a Georgia nacida en Austria y la base del partido verde protestó contra la directiva, lo cual podría hacer al partido perder parte del 13,9% de los electores que les votaron.

En abril pasado, llegaba la siguiente grave crisis de Gobierno con la dimisión del ninistro de Sanidad, el verde Rudolf Anschober, que se retiraba oficialmente por motivos de salud. Sin embargo, entre Kurz y su ministerio había habido un grave cruce de acusaciones en relación a la lenta campaña de vacunación en el país. Los medios en Viena hablan desde hace meses de posibles elecciones anticipadas.

Pero el tema sobre el cual el Gobierno con más ahínco discute y al que no ha podido llegar a un acuerdo son los objetivos climáticos. Los Verdes quieren un plan para convertir a Austria en un país con emisiones neutrales en 2040. “Los objetivos climáticos no pueden estar por encima de las necesidades de las regiones rurales o de quienes tienen que viajar todos los días al trabajo”, aseguraba Kurz recientemente.

El plan de Los Verdes contempla la creación de un fondo excepcional para el clima, que se nutriría de una especie de multa que el Estado pagaría cada año que emita más CO2 de lo contemplado en los planes. Con ese fondo se financiarían medidas inmediatas dirigidas a mejorar el clima.