Nueva York azuza la batalla demócrata

Eric Adams, un ex policía, favorito en las primarias a la Alcaldía

Las primarias de Nueva York concluyen esta noche, pero el recuento de los votos no comenzará hasta el 29 de junio
Las primarias de Nueva York concluyen esta noche, pero el recuento de los votos no comenzará hasta el 29 de junioJUSTIN LANEEFE

La capital del mundo sigue lejos de parecer lo que era, una de las ciudades más visitadas y concurridas, pero se va acercando poco a poco a la tan ansiada normalidad. Con más del 70% de su población adulta vacunada, las fuertes restricciones de meses anteriores han dado paso a una plena liberad de movimiento sin mascarillas, aperturas completas de establecimientos y nuevas aspiraciones políticas a gobernar: las elecciones primarias a la Alcaldía de Nueva York.

Las propuestas de los 15 candidatos con deseos de gobernar en el Ayuntamiento de Manhattan, 13 demócratas y dos republicanos, son tan dispares como su número de aspirantes.

Entre los principales retos planteados durante la campaña destacan hacer frente a las graves consecuencias económicas de la pandemia, el drástico aumento del crimen y el repunte de la violencia armada. El nuevo alcalde también tendrá que atajar la elevada tasa de paro, que dobla la media nacional, el difícil acceso a la vivienda en una de las ciudades más caras y la reincorporación en las aulas del mayor sistema educativo del país.

El escrutinio de este año añade algunas complejidades al proceso electoral, ya que el votante contará por primera vez con una votación de elección clasificada en sus manos, es decir, podrá elegir hasta cinco nombres en blanco en las papeletas de los aspirantes a la Alcaldía.

Entre los demócratas, cuatro candidatos parecen estar abarcando todo el protagonismo. Y, de entre ellos, un claro favorito: el ex policía y actual presidente del distrito de Brookly, Eric Adams. Siguiéndole de cerca, la ex asesora del actual alcalde, Bill de Blasio y la más progresista de todos los candidatos, Maya Wiley; el ex aspirante a la Presidencia en 2020, sin experiencia política pero con gran atención mediática, Andrew Yang; y la ex directora del Departamento de Saneamiento de Nueva York, Kathryn García. Otra decena de liberales se suman a esta lista de candidatos. Por el Partido Republicano, por contra, se enfrentan en las urnas apenas dos contrincantes: el director y fundador de Taxistas de Nueva York, Fernando Mateo; y el padre de las patrullas urbanas Ángeles Guardianes, Curtis Silwa, aunque ambos con muy pocas opciones de ganar en una ciudad mayoritariamente demócrata.

Y es que Nueva York cuenta con 3.600.000 votantes registrados que se autodenominan demócratas frente a los 500.000 republicanos. Además del alcalde, también se elige a los candidatos para otros cargos municipales, como los presidentes de los cinco condados de la ciudad, así como el fiscal jefe de Manhattan, el interventor de la ciudad, el defensor del pueblo y concejales de distintas circunscripciones.

Apenas 191.000 neoyorquinos ejercieron su derecho a votar en estos comicios desde el pasado día 12, cuando dio comienzo el voto anticipado, hasta que concluyó el domingo 20 de junio.

2 de noviembre, elecciones

Una de las propuestas más comentadas de estas primarias es la reforma policial planteada por Adams para llevar a cabo «desde dentro» del cuerpo de la Policía, aunque su compañera de partido y también candidata en las primaras, la moderada García, rechaza contundentemente la campaña iniciada a raíz de la muerte de George Floyd en Mineápolis. Wiley, por su parte, propone invertir gran parte del presupuesto en programas sociales.

La ayuda federal de la que disponga el regidor para llevar a cabo la gestión de la pandemia y aliviar sus devastadores efectos será de 5.600 millones de dólares, llegando a alcanzar incluso los 10.000 millones si se suman partidas estatales y locales.

El cierre de urnas se producirá a las 21:00 hora local de hoy, pero los resultados podrán tardar días o incluso semanas en conocerse, tal y como ocurrió en anteriores elecciones primarias, porque hasta el próximo 29 de junio no se iniciará el recuento del voto por correo, que puede ser decisivo. Los ganadores de las primarias se verán las caras en las elecciones del 2 de noviembre, aunque en la Gran Manzana se da por sentada, de manera indiscutible, la victoria demócrata.