Una de las milicias iraquíes atacada por EE UU promete “venganza”

Siria denuncia que un niño murió en el bombardeo estadounidense en la frontera con Irak. Teherán acusa a Washington de seguir “un camino equivocado” en Oriente Medio

Es el sedgundo bombardeo que ha autorizado el presidente de Estados Unidos, Joe Biden
Es el sedgundo bombardeo que ha autorizado el presidente de Estados Unidos, Joe BidenDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Siria informó hoy de que un niño murió y otros tres civiles resultaron heridos en un bombardeo perpetrado anoche en las zonas fronterizas con Irak por la aviación de EE UU, que aseguró que su objetivo fueron posiciones de milicias apoyadas por Irán.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos situó en siete el número de muertos en la acción y aseguró, en declaraciones recogidas por la agencia EFE, que todos ellos pertenecían al grupo de milicias iraquíes respaldadas por Irán, Multitud Popular.

La agencia oficial siria SANA, que cita fuentes locales no identificadas, indicó que la acción se produjo sobre la 1.00 hora local (23:00 del domingo GMT) en las áreas rurales de Al Bukamal y precisó que ésta causó la muerte de un menor.

Asimismo, el bombardeo provocó heridas a tres civiles y daños materiales, de acuerdo con SANA, que no ofreció más detalles.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos alertó de que el balance de fallecidos podría aumentar debido a la presencia de un número indeterminado de heridos en estado “grave”.

La ONG, con sede en Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, precisó que un almacén de armas y una posición militar de los grupos armados proiraníes quedaron destruidos a consecuencia del bombardeo de esta madrugada en el este de la provincia siria de Deir al Zur.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, explicó en un comunicado que, por orden del presidente Joe Biden, las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo bombardeos “de precisión” de carácter defensivo contra instalaciones de grupos armados respaldados por Teherán.

Kirby detalló que eligieron esos blancos porque desde ellos esas milicias, entre las que citó las iraquíes Kataeb Hizbulá y Kataeb Said al Shuhadá, lanzan ataques con drones contra posiciones y soldados estadounidenses en Irak.

Los ataques aéreos fueron contra centros de almacenamiento de armas y de operaciones, dos de ellos en Siria y uno en Irak.

Este es el segundo bombardeo de este tipo realizado por EE UU en territorio sirio contra presuntas posiciones de las milicias proiraníes desde la llegada al poder de Biden.

A finales de febrero, la aviación estadounidense bombardeó posiciones y un cargamento de armas de las milicias iraquíes respaldadas por Irán Multitud Popular y Kataib Hizbulá, con un balance de víctimas de entre tan solo un muerto y hasta 22. Fue un ataque en respuesta al lanzamiento con cohetes contra soldados estadounidenses en la región.

Desde Teherán, las autoridades iraníes acusaron a Estados Unidos de seguir “un camino equivocado en la región” y “alterar la seguridad” de Oriente Medio con sus bombardeos contra posiciones de milicias apoyadas por Teherán en zonas fronterizas entre Siria e Irak.

“Lo que está haciendo Estados Unidos es alterar la seguridad en la región, y él mismo será una de las víctimas de tal inseguridad”, advirtió el portavoz iraní de Exteriores, Said Jatibzadeh.

En su rueda de prensa semanal, el portavoz aconsejó a Washington rectificar sus políticas y dejar de interferir en los asuntos internos de la región con “comportamientos emocionales y creando crisis y tensión”.

“Desafortunadamente, lo que vemos es que la Administración estadounidense continúa con sus políticas fallidas, no solo en el tema de las sanciones, sino también en los asuntos regionales”, agregó Jatibzadeh.

La milicia iraquí Kataeb Said al Shuhadá confirmó este lunes que los ataques estadounidenses contra sus posiciones han dejado un número indeterminado de muertes en sus filas y amenazó con vengarse.

“Aviones estadounidenses llevaron a cabo un ataque aéreo cuyo objetivo fueron sedes de la Multitud Popular y la Brigada 14 en la frontera iraquí (...) y que causó el martirio de un número de combatientes”, indicó en un comunicado Ahmed al Mawsawi, comandante de la milicia iraquí, que forma parte de la agrupación progubernamental Multitud Popular.

“Nosotros, hijos de la brigada 14, lamentamos la pérdida de nuestros queridos y combatientes héroes”, aseveró la nota, que no precisó una cifra de fallecidos.

Asimismo, la milicia afirmó en el texto que espera “una señal de la Comandancia General (iraquí) para responder” y vengarse.

Estados Unidos afirmó que los blancos de estos ataques eran las milicias, entre las que citó las iraquíes Kataeb Hizbulá y Kataeb Said al Shuhadá, porque lanzan ataques con drones contra posiciones y soldados estadounidenses en Irak.