Vuelve el desabastecimiento y el caos a los supermercados británicos: el Brexit y la pandemia, los culpables

Los principales minoristas como Sainsburys y Tesco advierten de que no pueden mantener todas sus tiendas abastecidas de la forma en que desearían debido a esta gran crisis en la cadena de suministro

Muchos usuarios se están quejando de la situación de desabastecimiento en Reino Unido a través de las redes sociales
Muchos usuarios se están quejando de la situación de desabastecimiento en Reino Unido a través de las redes socialesTwitterLa Razón

Las estanterías de un sinfín de supermercados en todo Reino Unido están apareciendo vacías debido a una gran crisis en la cadena de suministro. El problema no se debe a la escasez de alimentos, sino de camioneros, según recoge ‘Euronews’.

Se trata de un problema causado en parte por el Brexit y en parte por la pandemia, pero lo cierto es que está afectando a todos, desde las pequeñas tiendas de pueblo hasta las grandes cadenas de supermercados. Los líderes del sector advierten de que irá a peor a menos que el Gobierno permita la llegada desde el extranjero de más camioneros dispuestos a trabajar.

Este verano debería ser la estación de la abundancia, pero lo cierto es que son muchos los usuarios que a través de las redes sociales se están quejando de la situación. Por supuesto, no todos los supermercados se encuentran igual, pero los principales minoristas como Sainsburys y Tesco ya han advertido de que no pueden mantener todas sus tiendas abastecidas de la forma en que desearían.

“El número de entregas disminuye en el transcurso de una semana, de modo que donde podían recibir cinco, seis, o siete entregas a la semana pueden haber bajado a cuatro o cinco”, explica el analista Bryan Roberts. “Tesco ya ha señalado que ha tenido algunos problemas de desperdicio alimenticio, ya que no puede hacer pasar los alimentos por el sistema lo suficientemente rápido. Y creo que veremos muchos más problemas de este tipo en las próximas semanas y meses, porque hay un gran déficit de conductores de camiones y eso tardará mucho tiempo en solucionarse, porque habría que formar a miles de ellos”, advierte Roberts.

Sin solución a corto plazo

Se calcula que Reino Unido tiene 100.000 camioneros menos de los que necesita por una larga lista de razones. Debido al Brexit, los nuevos conductores de Europa ya no pueden venir a trabajar aquí con facilidad.

Otros muchos se fueron a casa durante la pandemia y no han vuelto. Y mientras el país estaba bloqueado, la formación de nuevos conductores se detuvo. La solución del Gobierno: cambiar las normas para que los conductores puedan permanecer más tiempo en la carretera.

“El problema de ampliar el horario de los conductores es que estos, que ya están cansados, se cansen aun más, y eso se traduce en carreteras menos seguras”, explica Rod McKenzie, de la Asociación de Trasnportistas por Carretera. “Tenemos que animar a algunos conductores que tienen las cualificaciones pero que simplemente no están conduciendo a que vuelvan a la profesión como una especie de medida de emergencia”.

McKenzie también deja claro que “nos gustaría que se permitiera volver a los camioneros europeos. Añadirlos a la lista de ocupaciones escasas, o darles visados de corta duración para que vengan a trabajar aquí”.

Todavía no hay señales de que el Gobierno británico vaya a intentar contratar más conductores del extranjero. También está tratando de aumentar la capacidad de los exámenes de conducir para que pueda haber más conductores. No hay soluciones rápidas. Este es un problema que se espera que empeore antes que mejorar.