Muere un agente en el tiroteo del Pentágono

También se han registrado varios heridos en un incidente sin aclarar en el acceso por metro al Departamento de Defensa. Tras horas de pánico, el Pentágono reabre sus accesos después de declarar “segura” la zona del tiroteo

Thumbnail

Un policía murió este martes tras ser apuñalado en los alrededores de la estación de transporte público del Pentágono y el sospechoso del ataque fue abatido por las Fuerzas de Seguridad. Washington ponía en alerta máxima todos sus dispositivos de seguridad ante el temor a un atentado terrorista en la sede de las Fuerzas Armadas del país.

La agencia encargada de la custodia del lugar confirmó que hubo «varias víctimas». El jefe de la Agencia de la Fuerza de Protección del Pentágono, Woodrow Kusse, indicó en una conferencia de prensa que el hecho se registró alrededor de las 10:37 hora local, en una de las plataformas que sirve a las distintas líneas de autobuses que transitan por la zona.

«Un agente del Pentágono fue atacado en la plataforma del Metrobus, se intercambiaron disparos y hubo varias víctimas», afirmó el oficial, sin aclarar si fueron muertos o heridos. Un reportero de Associated Press cerca del edificio escuchó varios disparos, luego una pausa, después al menos otro disparo adicional. Otro periodista de Ap escuchó a la Policía gritar «tirador».

En 2010, dos oficiales de la Agencia de Protección de la Fuerza del Pentágono resultaron heridos cuando un hombre armado se acercó a ellos en un área de control de seguridad. Los oficiales, que sobrevivieron, respondieron a los disparos, hiriendo fatalmente al pistolero, identificado como John Patrick Bedell.

Estados Unidos contabiliza, en lo que va de año, más de 400 tiroteos masivos, mientas la venta de armas ha alcanzado cifras récord en la historia del país. Tan solo en el primer mes de 2021, más de dos millones de armas de fuego fueron vendidas por comerciantes estadounidenses. Alarmantes cifras dadas a conocer por la Federación Nacional de Deportes de Tiro y que suponen un incremento del 75% respecto a los 1,2 millones de armas vendidas en enero de 2020.

Además, las muertes por armas de fuego también han aumentado en 2021, situación calificada como «epidemia» por el presidente de EE UU y que augura empeorar durante este verano, por lo que Joe Biden puso en marcha hace semanas un plan de estrategia de prevención del crimen en su intento de frenar la violencia y los delitos provocada por el uso de armas.

La capital estadounidense también ha experimentado un aumento del crimen con armas de fuego en los últimos meses, siendo testigo de múltiples tiroteos ocasionado en zonas céntricas de la ciudad en horas concurridas.

La última semana de julio, sin ir más lejos, la popular área de bares y restaurantes de la calle 14, situada apenas a unas travesías de la Casa Blanca, sufrió un cruce de hasta 30 disparos de unos asaltantes que huyeron en coche. Una persona resultó herida y medio centenar huyó en una estampida presa del pánico.