Los camioneros europeos a Reino Unido: “No vamos ayudarles a salir de la mierda que ellos se han creado”

Londres ha anunciado 5.000 visados temporales para que conductores extranjeros cubran vacantes durante tres meses en suelo británico

La crisis de combustible en Reino Unido, originada por la falta de camioneros tras la salida de decenas de miles de profesionales tras el Brexit, ha provocado la reacción del gremio de conductores de países europeos. Edwin Atema, del sindicato holandés FNV, que agrupa a transportistas de toda Europa, opinó en declaraciones a ITV que este sector “no irá al Reino Unido con visados a corto plazo para ayudar a este país a salir de la mierda que ellos mismos se han creado”.

Frente al caos, el Gobierno suspendió ayer temporalmente la aplicación de la ley sobre competencia a la industria de los combustibles, para facilitar que las compañías puedan “compartir información” y “optimizar” el suministro a las gasolineras. Además, este fin de semana se anunciaron 5.000 visados temporales para que conductores extranjeros cubran vacantes en los próximos tres meses, una medida que las patronales del transporte tachan de insuficiente pues se necesitan cerca de 100.000 trabajadores más. Para el sindicato de camioneros FNV, esta oferta de visados temporales no bastará para atraer a esos trabajadores.

Desde este verano la llamada Asociación de Transportistas por Carretera (RHA) ha alertado de que se precisan alrededor de 100.000 conductores extra para hacer frente a una crisis que también afecta a los supermercados y la hostelería. Tanto transportistas como la industria cárnica y avícola culpan en parte a la imposibilidad de contratar a europeos sin un visado de trabajo tras el Brexit y a la marcha de miles de comunitarios a sus países de origen durante la pandemia.

La portavoz de Economía del opositor Partido Laborista, Rachel Reeves, recordó que la industria de transportistas lleva meses advirtiendo de la escasez de conductores y acusa al Ejecutivo de desoír esos mensajes. “El Gobierno ignoró estos problemas y por ello estamos ahora ante esta situación, en la que la gente va al supermercado y se encuentra con escasez de productos, y por la que estamos viendo filas en las gasolineras para no poder rellenar los depósitos”, lamentó hoy a ITV.

Representantes de compañías como Shell, ExxonMobil, Greenergy, Wincanton y Certas ya indicaron en un comunicado conjunto divulgado el domingo que “los problemas se deben a picos temporales en la demanda y no a una escasez nacional de combustible”.

La falta de gasolina y diésel en los surtidores está resultando especialmente preocupante para la Asociación Médica Británica (MBA) que alerta hoy de que sus trabajadores sanitarios “no pueden permitirse” pasarse horas esperando para llenar sus depósitos y piden al Gobierno que garantice el acceso a los trabajadores considerados esenciales. El vicepresidente del consejo de la BMA David Wrigley dijo hoy a la emisora Times Radio que los trabajadores del sector “se suben hoy al coche nerviosos, mirando el contador de gasolina y preguntándose si tendrán suficiente para llevar a cabo un cabo su jornada laboral”.

“No podemos estar esperando dos o tres horas en una fila para llenar el depósito cuando tenemos pacientes esperando, así que pedimos al Gobierno que adopte medidas hoy, que establezca un plan y nos diga qué está pasando”, alertó. El Gobierno ha aprobado una prórroga en el periodo de expiración de las licencias de conductores de mercancías peligrosas -autorizados a transportar gasolina- que amplía hasta febrero de 2022 la validez de los permisos que caducaban de aquí a final de año