Francia y Alemania confiscan dos yates de oligarcas rusos cercanos a Putin

El magnate Alisher Usmanov tenía su barco Dilbar en Hamburgo, mientras que el yate de Igor Sechin, amigo del presidente ruso, fue requisado en un astillero del sur de Francia

El yate Dilbar del oligarca ruso Alisher Umanov ha sido incauta por Alemania en un astillero de Hamburgo
El yate Dilbar del oligarca ruso Alisher Umanov ha sido incauta por Alemania en un astillero de Hamburgo FOTO: La Razón La Razón

El superico ruso Alisher Usmanov, el magnate de origen uzbeko cercano al presidente ruso Vladimir Putin que ayuda a financiar al club de Liverpool, ha perdido el control de uno de sus bienes más preciados. Se trata del yate de lujo de 600 millones de dólares que tenía en una astillero de Hamburgo en Alemania y que las autoridades germanas han decidido embargar dentro de la política de sanciones impuestas por la Unión Europea.

Usmanov estaba en una lista de multimillonarios que enfrentarían sanciones de la Unión Europea en respuesta a la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero. La información facilitada por Forbes señaló que el barco Dilbar de 156 metros de largo y considerado como el yate a motor más grande del mundo por tonelaje bruto, fue incautado por las autoridades alemanas el miércoles. Habitualmente tiene a 96 personas a bordo.

Las autoridades francesas también han informado de la incautación de otro yate, el Amore Velo, propiedad del oligarca ruso Igor Sechin. El barco ha sido requisado fruto de las sanciones europeas al círculo cercano a Putin, cuando se encontraba en los astilleros de La Ciotat, en la costa sur de Francia.

El Ministerio de Finanzas de Francia dijo que el yate se estaba preparando para zarpar cuando las autoridades comenzaron su revisión. El ministerio dijo que este intento de salida constituía una infracción de un código aduanero, con el objetivo de violar las restricciones económicas y financieras previstas.

Yate Amore Velo del ex viceprimer ministro de Rusia
Yate Amore Velo del ex viceprimer ministro de Rusia FOTO: Superyatch Superyatch

Sechin, ex viceprimer ministro de Rusia, ha sido director ejecutivo de la compañía petrolera estatal rusa Rosneft desde 2012. Según el documento de sanciones de la Unión Europea, Sechin es uno de los “asesores más cercanos y de mayor confianza del presidente ruso, Vladimir Putin, así como su asesor personal y amigo”.

El barco de superlujo de Usmanov dispone de todo tipo de servicios exclusivos, incluida la piscina (cubierta) más grande jamás instalada en un yate, un helipuerto, sauna y gimnasio. Tiene varias estancias dormitorio donde se puede quedar a dormir hasta 24 invitados en suites. El yate fue entregado a su propietario en mayo de 2016.

El yate Dilbar tiene la piscina cubierta más grande jamás instalada en un barco
El yate Dilbar tiene la piscina cubierta más grande jamás instalada en un barco FOTO: Superyatch Superyatch

Su casco es de acero y presenta una estructura de aluminio. El Dilbar, con un alcance de 6.000 millas, está propulsado por seis plantas motrices que generan una fuerza de 40.000 caballos, lo que le permite alcanzar una velocidad máxima de 22,5 nudos si bien su velocidad de crucero es de 16 nudos.

Quién es Usmanov

Usmanov es un empresario del sector del metal y cuenta con importantes inversiones en empresas de distintos ámbitos, según explica DW. Tiene una fortuna que Forbes estima actualmente en más de 14.000 millones de dólares y que lo sitúa en el puesto 99 de la lista de grandes millonarios que elabora la revista. Pero el estallido de la guerra le está afectado.

Vladimir Putin saluda al fundador del holding USM Alisher Usmanov en 2018
Vladimir Putin saluda al fundador del holding USM Alisher Usmanov en 2018 FOTO: SPUTNIK REUTERS

Esta semana, Usmanov abandonó el puesto de presidente de la Federación Internacional de Esgrima (FIE) tras ser sancionado por la UE. La medida no le ha gustado al oligarca, que se ha revuelto con un comunicado en el que dice que la decisión de la Unión Europea “es injusta” y que se basa en “un conjunto de alegaciones falsas y difamatorias” que dañan su “honor, dignidad y reputación empresarial”.

En las últimas horas, al menos cinco superyates propiedad de multimillonarios rusos estaban anclados o navegando el miércoles en Maldivas, una nación insular del océano Índico que no tiene un tratado de extradición con Estados Unidos, mostraron datos de rastreo de barcos. Según informa Alasdair Pal, de la agencia Reuters, desde Neuva Delhi, la llegada de los barcos al archipiélago frente a la costa de Sri Lanka sigue a la imposición de severas sanciones occidentales a Rusia en represalia por su invasión de Ucrania el 24 de febrero.

El Dilbar tiene un alcance de 6.000 millas
El Dilbar tiene un alcance de 6.000 millas FOTO: Superyatch Superyatch

Días atrás, el superyate Clio, propiedad de Oleg Deripaska, el fundador del gigante del aluminio Rusal, que fue sancionado por Estados Unidos en 2018, ha sido visto anclado frente a la capital Male, según la base de datos de envío MarineTraffic. El Titán, propiedad de Alexander Abramov, cofundador de la productora de acero Evraz, llegó el 28 de febrero.

Otros tres yates propiedad de multimillonarios rusos fueron vistos navegando en aguas de Maldivas el miércoles, según mostraron los datos. Incluyen el Nirvana de 88 metros propiedad del hombre más rico de Rusia, Vladimir Potanin. La mayoría de los barcos fueron vistos anclados por última vez en puertos de Medio Oriente a principios de año.

Washington impuso sanciones a Deripaska y otros rusos influyentes en 2018 debido a sus vínculos con el presidente Vladimir Putin luego de la supuesta interferencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016, lo que Moscú niega.