¿Por que los británicos no han elegido a su nuevo primer ministro?

Sunak, el tercer jefe de Gobierno desde 2019, no se plantea adelantar las elecciones ante el hundimientos de los “tories” en los sondeos

Tres primeros ministros se han sucedido en Downing Street desde las elecciones de 2019
Tres primeros ministros se han sucedido en Downing Street desde las elecciones de 2019 FOTO: Alberto Pezzali AP

Se puede perdonar a los observadores de la política británica por rascarse la cabeza en las últimas semanas al ver cómo el país se tambalea entre primeros ministros sin celebrar elecciones.

Mientras que el opositor Partido Laborista exige acudir a las urnas, los conservadores gobernantes acaban de elegir a otro líder de entre sus propias filas: Rishi Sunak, el tercer primer ministro desde septiembre. Tienen derecho a hacerlo debido a la forma en que funciona la democracia parlamentaria británica.

Reino Unido está dividido en 650 distritos electorales locales, y durante una elección los votantes marcan una casilla para el representante que quieren que se convierta en su miembro local del Parlamento. En la mayoría de los casos, será miembro de uno de los principales partidos políticos del país: los Conservadores, el Partido Laborista, los Demócratas Liberales y Los Verdes.

El partido que gana la mayoría de los escaños en la Cámara de los Comunes forma un Gobierno, y el líder de ese partido automáticamente se convierte en el primer ministro. Si bien las coaliciones son posibles, el sistema de votación de Reino Unido favorece a los dos partidos más grandes: los conservadores o los laboristas. En la mayoría de los casos, un solo partido obtendrá la mayoría absoluta de los escaños, como es el caso de los conservadores en el Parlamento actual.

El partido de gobierno puede cambiar de líder según sus propias reglas, y esa persona se convierte en primer ministro sin necesidad de una elección nacional.

Las últimas elecciones generales en Reino Unido fueron en 2019 y constitucionalmente no se requiere otra hasta 2024.

Pero con la selección de un tercer primer ministro por solo una pequeña proporción de la población, muchos británicos comienzan a preguntarse por qué no tienen la oportunidad de influir en quién es su próximo líder. Es probable que el clamor por unas elecciones generales en el futuro cercano se haga más fuerte.

El primer ministro tiene el poder de convocar elecciones antes, pero con el Partido Conservador muy por detrás del opositor Partido Laborista en las últimas encuestas, es poco probable que Sunak lo haga.

Los legisladores también pueden desencadenar una elección al ganar una moción de censura al Gobierno en la Cámara de los Comunes, pero eso requeriría que muchos conservadores votaran en contra del Ejecutivo de su propio partido.