América

EE UU

Biden visita México para contener la crisis migratoria

Antes de la reunión de “los tres amigos”, el presidente estadounidense viaja por primera vez a El Paso, a la frontera mexicana, una de las zonas con mayor presión migratoria y días después de anunciar cambios en la ley de inmigración

El presidente Joe Biden camina con agentes de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. a lo largo de un tramo de la frontera entre EE UU y México en El Paso, Texas
El presidente Joe Biden camina con agentes de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. a lo largo de un tramo de la frontera entre EE UU y México en El Paso, TexasAndrew HarnikAgencia AP

Antes de la primera visita de un presidente estadounidense a México desde 2014, Joe Biden visitó El Paso (Texas) una de las zonas con mayor presión migratoria mientras miles de migrantes esperan en la frontera México-Estados Unidos su oportunidad para alcanzar el sueño americano, 20.000 de ellos en Ciudad Juárez (México) fronteriza con El Paso.

Migrantes de pie detrás de alambre de púas para evitar que crucen a El Paso, Texas, como se ve desde Ciudad Juárez,
Migrantes de pie detrás de alambre de púas para evitar que crucen a El Paso, Texas, como se ve desde Ciudad Juárez,Christian ChavezAgencia AP

Por primera vez en su mandato, Biden viajó a la frontera con México, donde se están batiendo récords en la llegada de migrantes irregulares. El presidente ha estado evitando esta región durante dos años frente a las críticas de la oposición republicana.

En El Paso, Texas, uno de los epicentros de la actual ola migratoria, Biden se reunió con funcionarios locales y visitó el puente fronterizo de Las Américas, que conecta el territorio estadounidense con México.

El mandatario estadounidense también visitó uno de los centro de servicios para migrantes de la ciudad que recibe fondos federales y se reunió con líderes comunitarios.

El presidente de EE UU partió después hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles de Ciudad de México para acudir a la Cumbre de Líderes de América del Norte que se EE UU, México y Canadá celebrarán del 9 al 11 de enero.

El ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, detalló que el lunes recibirá a Biden “al filo” de las 4 de la tarde hora local en el Palacio Nacional de Ciudad de México para mantener “una conversación de carácter privada” y una “reunión bilateral” entre el presidente de Estados Unidos y su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la que participarán el secretario de Estado estadounidense, Alejandro Mayorkas, el secretario de Gobernación mexicano, Adán Augusto López, y otros altos funcionarios de ambos países.

Tras este encuentro, Ebrard detalló que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y su esposa, Sophie Grégoire, serán recibidos en la capital mexicana poco después de las 6 de la tarde hora local. La Cumbre de Líderes de América del Norte es el primer viaje de Biden a América Latina desde que asumió el cargo hace dos años. El último presidente estadounidense que visitó México fue Barack Obama en 2014.

Sobre la mesa de negociaciones en la conocida como la “Cumbre de Los Tres Amigos”, se abordará la crisis migratoria y la amenaza del narcotráfico tras la detención en Sinaloa del capo del Cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán, alias ‘El Ratón’, líder del Cártel de Sinaloa. EE UU reclama la extradición de Ovidio Guzmán, hijo del famoso narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, preso en la prisión de máxima seguridad ADX Florence en Colorado (EE UU).

El portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, John Kirby, señaló este fin de semana en conferencia de prensa que la caída de ‘El Ratón’, líder del Cártel de Sinaloa, es un paso significativo para detener la producción y contrabando de fentanilo, una de las mayores causas de muerte de los estadounidenses entre 18 y 49 años, por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador: “El señor Guzmán es un traficante clave de fentanilo. Este es un triunfo significativo de las autoridades mexicanas y se lo agradecemos mucho”.

La agencia antidrogas de ese país (DEA) incautó durante 2022 suficiente fentanilo como para “matar a toda la población” estadounidense.

Ebrard aseguró que la captura “no está relacionada” con la visita de Biden mientras AMLO insiste en “la autonomía” de México. Con todo, parecía de máxima prioridad que AMLO llegara al encuentro con el mandatario estadounidense con los deberes hechos. Cabe recordar que Ovidio Guzmán fue detenido en 2019 y posteriormente puesto en libertad.

El comercio y la crisis climática serán también asuntos en los que se prevé que se llegue a acuerdos entre las tres naciones norteamericanas.

Pese a la preocupación de Washington por el narcotráfico, el asunto prioritario para la Casa Blanca es la crisis migratoria que se ha agudizado en las últimas semanas. Ante los miles de migrantes que llegan a la frontera México-Estados Unidos, Biden presentó el jueves un nuevo plan, aplaudido por el Gobierno mexicano, que contemplan que EE UU reciba hasta 20.000 refugiados procedentes de América Latina y El Caribe en los próximos dos años. “Estas acciones por sí solas no van a arreglar nuestro sistema migratorio, pero pueden ayudarnos a manejar mucho mejor un desafío difícil”, afirmó Biden. EE UU se abre a recibir migrantes venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos que tengan una persona “patrocinadora” en Estados Unidos.

Por contra, aquellos que crucen la frontera sin permiso serán devueltos inmediatamente a México y se les vetará la entrada a EE UU durante cinco años. La Administración Biden ha acordado con México la devolución de un máximo de 30.000 personas al mes que crucen ilegalmente a Estados Unidos. A la espera de una nueva resolución de la justicia estadounidense, los migrantes serán expulsados en virtud del Título 42, una polémica política sanitaria instaurada por el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021) que sigue vigente por orden del Tribunal Supremo.

La agenda que lleva Canadá a la cumbre tiene un contenido mucho más económico e incluye potenciar la fabricación de vehículos eléctricos como parte del acuerdo de libre comercio entre México, EE UU y Canadá (T-MEC). Pese a que el pacto fue ratificado en 2021, el T-MEC ha dejado ya 17 disputas comerciales entre los tres países. Estados Unidos y Canadá se unieron para abrir una ronda de consultas para determinar si la política energética de México es discriminatoria con las empresas estadounidenses y canadienses. Por otra parte, México y Canadá están a la espera de que un panel de arbitraje falle si EE UU ha vulnerado la regla que impone que un 75% de los componentes de los vehículos sean de América del Norte. Obrador recibe a Biden y Trudeau en la Cumbre de Líderes de América del Norte que se cerrará el miércoles con la firma de un acuerdo de entendimiento sobre pueblos originarios.