MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
10:31
Actualizado
  • 1

Más de cien muertos por el ataque químico en el norte de Siria

Una comisión de la ONU advierte de que los bombardeos podrían equivaler a crimen de guerra

  • Un hombre recibe una máscara de oxígeno junto a otro que es atendido por los servicios de emergencia en Jan Shijún
    Un hombre recibe una máscara de oxígeno junto a otro que es atendido por los servicios de emergencia en Jan Shijún
El Cairo.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de abril de 2017. 19:32h

Comentada
El Cairo. 4/4/2017

Al menos cien personas han muerto y unas 400 han sido atendidas con síntomas de asfixia tras un supuesto ataque químico perpetrado este martes cerca de la localidad siria Jan Sheijun, situada en la región de Idlib y controlada por las fuerzas rebeldes, según la Unión de Organizaciones de Asistencia Médica y de Socorro (UOSSM).

La UOSSM ha informado del nuevo balance en un comunicado en el que ha dado cuenta de "más de 40 ataques desde las 6.30" (hora local). La organización, con efectivos sobre el terreno, ha advertido de los numerosos casos de "ahogamiento y asfixia" y ha confirmado que entre los objetivos alcanzados figura un hospital.

Los activistas en el norte de Siria han publicado imágenes en las redes sociales en las que se muestra a supuestas víctimas con espuma alrededor de la boca y a los equipos de rescate rociando con agua a niños prácticamente desnudos que se retuercen en el suelo. Entre los fallecidos figurarían numerosos menores.

Una fuente militar siria citada por la agencia Reuters ha negado que las fuerzas gubernamentales hayan usado este tipo de armamento, asegurando que el Ejército "no usa ni ha usado" armas químicas "ni en el pasado ni en el futuro".

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha denunciado que, tras la "masacre", los aviones militares han seguido golpeando Jan Sheijun, si bien no ha podido establecer un posible balance de víctimas.

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia mañana para analizar el supuesto ataque químico en la localidad siria de Jan Shijún, en la provincia septentrional de Idleb.

Así lo anunció hoy la presidenta de turno del Consejo, la embajadora estadounidense Nikki Haley, que se mostró muy preocupada por el episodio.

La reunión se produce en respuesta a una solicitud de Francia y del Reino Unido, que habían pedido abordar la cuestión cuanto antes en el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.

La comisión internacional autorizada por la ONU para analizar la posible comisión de crímenes de guerra en Siria ha condenado "en los términos más rotundos" los ataques de este martes y ha considerado "extremadamente preocupantes" las informaciones relativas al posible uso de materiales químicos.

La comisión "está investigando actualmente las circunstancias que rodean este ataque", ya que tanto el bombardeo "deliberado" de la población civil como el uso de armas químicas "constituyen crímenes de guerra y graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario". En este sentido, ha subrayado la necesidad de que también lo analice la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas.

Para la comisión, liderada por el brasileño Paulo Pinheiro y vinculada al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, "es imperativo que los responsables de estos ataque sean identificados y juzgados".

Barriles de explosivos lanzados desde helicópteros

Por otro lado, según el Observatorio, dos menores de edad fallecieron anoche por el impacto de barriles de explosivos lanzados por helicópteros en el pueblo de Habit, también en Idleb.

En las últimas horas, el Observatorio había informado de decenas de afectados con síntomas de sofoco por la caída de barriles arrojados por helicópteros en Al Habit.

La Defensa Civil Siria, integrada por voluntarios que se dedican a labores de rescate en áreas fuera del control del Gobierno, señaló anoche en Twitter que hubo al menos veinte heridos, entre ellos menores y mujeres, por el impacto de dos barriles de explosivos, que contenían sustancias tóxicas, en Al Habit.

La mayor parte de la provincia de Idleb está bajo el control de facciones rebeldes e islámicas, entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial de Al Qaeda.

En los últimos días, se han registrado varios supuestos bombardeos con gases en el norte de Siria.

El 30 de marzo, más de medio centenar de personas resultaron heridas hoy o con síntomas de asfixia por ataques de aviones y helicópteros no identificados, algunos de ellos con sustancias químicas, en la provincia de Hama, vecina a Idleb.

Cinco días antes un médico y un paciente del hospital de Al Latmane, en Hama, perdieron la vida en un bombardeo con gas cloro contra este centro sanitario.

Efe

Últimas noticias