MENÚ
martes 16 julio 2019
02:15
Actualizado

Fallece un piloto alemán tras la colisión en pleno vuelo de dos Eurofighter

Los dos aparatos se estrellaron en tierra tras el choque. El compañero del fallecido ha sido rescatado con vida cuando colgaba de un árbol

  • Imagen de dos columnas de humo producidas por la explosión de los aviones
    Imagen de dos columnas de humo producidas por la explosión de los aviones /

    Twitter

Tiempo de lectura 2 min.

24 de junio de 2019. 20:00h

Comentada
Rubén G. del Barrio 24/6/2019

Un piloto ha fallecido hoy tras la colisión en pleno vuelo de dos aviones de combate Eurofighter cerca de la base militar de Laage, en el noreste de Alemania. Las dos aeronaves, pertenecientes a las fuerzas armadas alemanas, estaban desarmadas y participaban junto a un tercer aparato en una maniobra de entrenamiento rutinario cuando se produjo el suceso. El tercer militar habría podido ver como los dos pilotos que chocaron fueron capaces de hacer uso de sus asientos eyectables, aunque finalmente solo uno pudo salvar la vida y ser rescatado poco después de lo alto de un árbol donde quedó colgado por el paracaídas a veinte metros de altura. El cuerpo del segundo fue encontrado más tarde, según confirmaron fuentes del Ministerio de Defensa alemán.
La ministra germana de Defensa, Ursula von der Leyen, se desplazó poco después hasta el lugar del accidente donde, en declaraciones a los medios congregados, habló de “un día de tristeza y dolor por la pérdida de un soldado y piloto”. La ministra agradeció la rápida cooperación de los servicios de emergencia y aseguró que las fuerzas armadas alemanas se harán cargo a partir de ahora de las investigaciones. Ahora, en el punto de mira, los maltrechos equipamientos de la Bundeswehr que en los últimos años han provocado sonados escándalos en el país. De hecho, un informe confidencial del ministerio de Defensa que se filtró hace unos meses a los medios de comunicación desveló que Alemania, la primera potencia europea, contaba con uno de los ejércitos peor equipados del la Alianza Atlántica. Entonces salió a la luz que los soldados alemanes no solo estaban escasos de tanques, sino que iban incluso desprovistos de chalecos de protección o ropa de invierno apropiada. Una circunstancia que obligó al gobierno a aumentar en varios miles de millones el gasto de defensa.
El accidente ocurrió alrededor de las dos de la tarde, cerca del lago Drewitzer, unos 30 kilómetros al sur de Güstrow, una ciudad de unos 28.500 habitantes. Según diarios regionales, algunos trozos de los aviones cayeron en lugares habitados; uno de los aparatos cayó cerca de la localidad de Jabel, en una zona boscosa, y el otro al sur del pueblo de Nossentiner Hütte. Entre las dos localidades hay cerca de 10 kilómetros de distancia y la caída de los aviones provocó algunos incendios. Hasta la zona se dirigieron a primera hora de la tarde los equipos de rescate y los servicios de bomberos. Los aviones pertenecían al escuadrón 73 Steinhoff, estacionado en Rostock, una ciudad situada al noroeste del país, desde donde despegó el avión, y que tiene la tarea de entrenar a todos los pilotos de los 140 Eurofighter de Alemania; todo ellos fabricados conjuntamente por España, Francia, el Reino Unido y Alemania.

Últimas noticias