Internacional

“Putin teme que las ideas de democracia y libertad en Ucrania se extiendan a Rusia”

El experto Markus Ziener analiza para LA RAZÓN los escenarios de la invasión rusa en territorio ucraniano

Vladimir Putin
Vladimir Putin

Estados Unidos y la Unión Europea se enfrentan al gran desafío de frenar a la Rusia de Vladimir Putin y su agresión a Ucrania. El presidente Joe Biden ha insistido en que no enviará tropas estadounidenses a luchar sobre suelo ucraniano, pero ha dejado claro que rearmará al gobierno de Volodimyr Zelenski para combatir a las fuerzas del Kremlin. El bombardeo ruso de las últimas horas contra una base militar a 25 kilómetros de Polonia, país miembro de la OTAN, sube el riesgo de una confrontación que acabe implicando de forma directa a la Alianza Atlántica en el conflicto. Markus Ziener, analista del German Marschall Fund de Berlín, explica a la LA RAZÓN las opciones de Washington y Bruselas en este escenario.

La OTAN rechaza una zona de exclusión aérea. ¿En qué caso una medida de este calado sería aprobada por los aliados occidentales?

La OTAN rechaza una zona de exclusión aérea porque cree que podría llevar a la Tercera Guerra Mundial. ¿Por qué? Para establecer una zona de exclusión aérea, los pilotos de la OTAN tendrían que destruir primero las defensas aéreas rusas. Para imponer una zona de exclusión aérea, la OTAN tendría que derribar los aviones rusos que la violaran. El sábado, Vladimir Putin dijo que Rusia consideraría a cualquier nación que declarara una zona de exclusión aérea “un participante en el conflicto militar”. En otras palabras, esto podría desencadenar una guerra entre Rusia y la OTAN.

Sin embargo, hay un nuevo impulso para establecer una zona de exclusión aérea limitada. En una carta abierta firmada por 27 pesos pesados de la política exterior se pide a la administración Biden que proteja los corredores humanitarios acordados en las conversaciones entre funcionarios rusos y ucranianos. Los líderes de la OTAN deben dejar claro a los representantes rusos que no buscan una confrontación directa con las fuerzas rusas, pero también deben dejar claro que no tolerarán los ataques rusos en zonas civiles. La carta está firmada, entre otros, por el General retirado Philip Breedlove, ex Comandante Supremo Aliado en Europa, Ian Brzezinski, ex Subsecretario de Defensa, Paula Dobriansky, ex Subsecretaria de Estado para Asuntos Globales y Kurt Volker, ex Embajador de Estados Unidos ante la OTAN y Representante Especial para las Negociaciones con Ucrania.

La cuestión sigue siendo cómo sería vista por Moscú incluso una zona de exclusión aérea tan limitada. Me temo que Vladimir Putin no está dispuesto a distinguir entre una zona de exclusión aérea regular y una zona de exclusión aérea limitada. Lo vería como una interferencia directa en la guerra que podría llevar a una escalada. Sin embargo, a medida que la guerra avance y las imágenes se vuelvan más feas, la discusión sobre el tema será más acalorada.

¿Son factibles para el gobierno ucraniano las tres condiciones rusas para detener la guerra?

No veo esto en este momento. Estas exigencias estaban sobre la mesa desde el principio. Si Ucrania cediera a estas peticiones ahora no habría ganado nada con la lucha contra Rusia. El actual gobierno ucraniano no está dispuesto a aceptar la anexión de Crimea y Donbás. Además, nadie puede estar seguro de que la Rusia de Putin vaya a respetar cualquier acuerdo de paz. En el período previo a la guerra, los dirigentes rusos mintieron a muchos jefes de Estado occidentales que viajaron a Moscú para negociar con Putin. La credibilidad de Moscú se ha reducido a cero.

¿Más suministros de armas occidentales a Ucrania pueden ser un punto de inflexión para Putin? ¿Destruiría Moscú los convoyes internacionales de armas dentro de Ucrania?

Legalmente hablando, el envío de armas a una zona de guerra no constituye una participación directa. La propia Rusia, en numerosas ocasiones, ha enviado armas a zonas de conflicto, desde el apoyo a Vietnam del Norte en su guerra contra Vietnam del Sur, respaldado por Estados Unidos, con un flujo constante de armas en la década de 1960, hasta el envío de armas a los separatistas en el Donbás. El cambio de juego sería si los soldados extranjeros apoyaran a Ucrania en suelo ucraniano.¿Destruiría Moscú los convoyes internacionales de armas dentro de Ucrania? Supongo que si pudieran lo harían.

¿Cuáles serían los verdaderos objetivos de la invasión rusa?

Putin quiere lo siguiente:

a) evitar por todos los medios que Ucrania se acerque a Occidente. Quiere anclar firmemente el país en la esfera de influencia de Moscú.

b) Putin quiere sustituir el actual gobierno de Ucrania por un gobierno títere que se incline ante Moscú.

c) Putin teme que las ideas de libertad y democracia que ha adoptado Ucrania se extiendan a Rusia.