Internacional

Una profesora rusa se enfrenta a varios años de cárcel por dar un discurso contra la guerra a sus alumnos

Irina Gen explicó a los jóvenes por qué los deportistas no podían participar en competiciones internacionales

La profesora, que se enfrenta ahora a una posible condena de larga duración, cree que está siendo procesada “por un punto de vista que no es oficial”
La profesora, que se enfrenta ahora a una posible condena de larga duración, cree que está siendo procesada “por un punto de vista que no es oficial” FOTO: Dreamstime

Irina Gen, una profesora de inglés y alemán de 55 años de Penza, en Rusia, se enfrenta a varios años de cárcel por dar un discurso contra la guerra a sus alumnos.

El pasado 18 de marzo, los alumnos le preguntaron a Gen por qué se prohibía a los atletas y deportistas rusos participar en competiciones internacionales. La mujer intentó ponerlo en contexto y explicarlo a los jóvenes, de 13 y 14 años, de una forma que ellos pudieran entenderlo, según explicó a The Guardian.

“Hasta que Rusia comience a comportarse de manera civilizada, la no admisión de atletas rusos a las competencias continuará para siempre... Creo que es correcto”, decía. Pero no sabía que estaba siendo grabada, y el audio de su comparecencia sería difundido por Telegram por los canales de la red social vinculados al Kremlin. “¡Rusia quería llegar a Kiev y derrocar al gobierno! Ucrania es, de hecho, un estado soberano, hay un gobierno soberano… Vivimos en un régimen totalitario. Cualquier disidencia es considerada un delito”.

Cinco días después de su explicación a sus alumnos, recibió una llamada de la sucursal local del FSB diciéndole que fuera a su oficina, donde la informaron que las agencias de seguridad habían recibido imágenes de su discurso. Ella explicó que solo había citado medios occidentales respetados como AP y BBC. “Son medios que creo que son profesionales y objetivos en sus informes. Pero, por supuesto, ese no era realmente un argumento que aceptarían”.

Los fiscales anunciaron a finales del mes pasado que habían abierto un caso penal contra Gen en virtud de la ley aprobada en el que se penalizaba “la difusión de las llamadas noticias falsas sobre el ejército ruso”.

La profesora, que se enfrenta ahora a una posible condena de larga duración, cree que está siendo procesada “por un punto de vista que no es oficial”. “Mi familia ya pasó una vez por una campaña de persecución en la Unión Soviética”, agregó, en referencia a la gran purga de Stalin en la cientos de miles de ciudadanos denunciaron a vecinos, amigos y familiares como “enemigos del Estado”.