Internacional

Éxodo

La historia de Vira, la niña ucraniana de dos años que llegó a Francia con sus datos personales escritos en la espalda

La imagen, tomada el primer día de la ofensiva rusa, se hizo viral como reflejo de los horrores de la guerra en Ucrania

La espalda de Vira, pintada con datos de contacto en boli
La espalda de Vira, pintada con datos de contacto en boli Instagram La Razón

La niña ucraniana cuya foto se hizo viral por llevar escrito en la espalda su nombre y datos de contacto en caso de que a su madre le pasara algo o ella se perdiera en su huida conjunta de Ucrania ya se encuentra en el sur de Francia.

La imagen recorrió el mundo como reflejo de los horrores de esta guerra y fue tomada el primer día de la ofensiva rusa, el pasado 24 de febrero, explicó la madre en Instagram, que dijo que le temblaban tanto las manos que no pudo escribirlo con claridad.

Como se puede apreciar en esa primera foto, la pequeña Vera aparecía en pañales, de espaldas, con su nombre y un par de teléfonos en boli sobre su piel. La segunda, publicada este martes, muestra una realidad más optimista y se hace eco de la amplia repercusión que tuvo el mensaje anterior.

“La gente me ha ofrecido ayuda y se ha asegurado de que estábamos a salvo. Me emociona hasta las lágrimas. Solo quiero hacer saber a todo el mundo que Vira y yo estamos bien. Conseguimos cruzar la frontera y estamos en el sur de Francia”, dijo Sasha Makoviy en un post.

Ambas se han quedado con voluntarios que les ofrecieron alojamiento, según la madre. En la nueva foto, Vira lleva un body rosa de ballet y está jugando con unas flores.

“Me gustaría dar las gracias a los voluntarios franceses y a todo el mundo que nos ayudó mientras huíamos de la guerra. Mi agradecimiento más sincero es para la gente de Polonia. Vuestra generosidad y compasión no tienen precio. Vuestro apoyo es lo que nos permitió seguir”, concluyó la madre en Instagram.

Zelenski recordó a la niña ante el Congreso

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se refirió a esta imagen en su intervención en el Congreso de los Diputados en España. “Imaginen a las madres que escriben con bolígrafo en la espalda de su hijo su nombre y un contacto de alguien cercano por si los ocupantes matan a los padres para que este niño tenga una pequeña posibilidad de ser salvado”, ha dicho.

No se trata de la única historia que ha conmocionado al planeta, pues son muchos los menores que han sido pintados con los datos más importantes para que puedan huir de la guerra. Tal es el caso de otro niño de 11 años que viajó solo hasta la frontera con una dirección y un teléfono apuntado en la mano. Recorrió más de 1.000 kilómetros hasta Eslovaquia solo.