MENÚ
martes 13 noviembre 2018
20:43
Actualizado
  • 1

Frank Cuesta: «Los chicos de la cueva son unos irresponsables»

El presentador publica en un vídeo en el que demuestra que no era la primera vez que los niños entraban en la cueva y que hicieron caso omiso a las advertencias

  • Imagen de los niños dentro de la cueva en diciembre de 2016
    Imagen de los niños dentro de la cueva en diciembre de 2016
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de julio de 2018. 14:18h

Comentada
Paco Rodríguez Madrid. 11/7/2018

Frank Cuesta ha querido dar su punto de vista sobre el suceso que ha mantenido en vilo a todo el mundo. Según el presentador, los 12 niños de un equipo de fútbol y su tutor son unos irresponsables y no hay que premiarlos. Los que merecen halagos y ser premiados son los buzos, los agricultores que han perdido sus cosechas y los cerca de 8000 personas movilizadas en el operativo de rescate. "No es una chiquillada, es una irresponsabilidad", indica Cuesta. "Estos niños y su entrenador deberían quedar en el olvido, regresar a su pueblo en el olvido porque su irresponsabilidad se ha llevado una vida y parece que nadie se acuerda de esto. No he estallado contra los niños, sino contra la estupidez de la gente que ahora quiere premiarles", indicó.

El presentador y aventurero ha publicado un vídeo en el que demuestra que todo se trató de un acto de irresponsabilidad. Para desmentir todo lo que se ha dicho de que acabaron dentro de la cueva porque querían refugiarse de las lluvias es mentira y que se trató de una irresponsabilidad de los chavales, que conocían los peligros porque la cueva llevaba un mes inundada, porque hicieron caso omiso a los carteles de advertencia de que no se podía pasar a la cueva en época de lluvias y porque no era la primera vez que se adentraban en la cueva.

Para ello, Cuesta mostró varias imágenes que demuestran que si querían refugiarse podían haberse quedado en la entrada, donde hay una gran bóveda, en la que incluso hay un templo. El presentador sostiene que se adentraron en la cueva de forma consciente y que quedaron encerrados a 4 kilómetros porque habían ido a visitar la cueva hasta el final y cuando regresaban se vieron sorprendidos por la inundación.

"Los únicos héroes son las más e 8.000 personas que an estado trabajando para que estos chavales salieran de la cueva, los buzos, el ejército y toda la movilización que ha habido. El buzo que perdió la vida por llevarles oxígeno, los granjeros que han perdido las cosechas porque se han inundado sus campos".

"Los chavales son unos irresponsables. No se trata de una chiquillada. Esa cueva tiene una bóveda de más de medio campo de fútbol, no escapaban de la lluvia, se fueron de aventura. Además, no se trata de la primera vez. En diciembre de 2016 todos estos chavales con el entrenador se metieron dentro y se hicieron fotos dentro. Son gente que vive allí y conocen los riesgos. Es una irresponsabilidad que ha costado la vida de una persona y ha destrozado la vida de una familia, ha tenido un país y al mundo en vilo. Ha que premiar a los héroes. La Copa del Mundo debería premiar a los buzos y a sus familias y no a los chavales que han cometido una irresponsabilidad y que no era la primera vez que lo hacían. Parece que hay que premiarlos. Si fuera mi hijo le comería a besos y cuando se recuperara le echaría una bronca que no se le olvidaría en años. Los padres sabían que los niños entraban en las cuevas y por eso nunca cargaron contra el entrenador. No estoy diciendo que hay que linchar a los niños, pero no hay que premiarlos. Tienen que aprender que la naturaleza es brutal es dura, es injusta y si te sales de donde tienes que estar te puede costar tu propia vida".

Últimas noticias