MENÚ
jueves 22 agosto 2019
22:04
Actualizado

Tercer motín de militares de Costa de Marfil en demanda de mejoras salariales

Los efectivos han tomado el control de las carreteras que conducen a dicha ciudad, bloqueando así todos sus accesos

  • Soldados amotinados en un coche en Bouaké la semana pasada
    Soldados amotinados en un coche en Bouaké la semana pasada
Yamoussoukro.

Tiempo de lectura 2 min.

14 de enero de 2017. 04:07h

Comentada
Yamoussoukro. 14/1/2017

Un grupo de soldados marfileños se amotinó este viernes en la ciudad de Korhogo, en el norte del país, una semana después de que uniformados de Bouaké hicieran lo mismo en demanda de mejores condiciones laborales. El motín ha terminado con un acuerdo con el Gobierno por el cual se compromete a dar las pagas extras que reclamaban los amotinados

Este de Korhogo es el tercer motín de estas características en menos de tres años. En el primero, los soldados también reivindicaban mejoras económicas y les fueron prometidos pagas extraordinarias por decenas de millones de dólares.

Uno de los militares rebeldes y un habitante de Korhogo han contado a la agencia de noticias Reuters que los efectivos han tomado el control de las carreteras que conducen a dicha ciudad, bloqueando así todos sus accesos.

"Hemos vuelto al puesto de control porque no esperamos nada bueno de las negociaciones", ha dicho el militar rebelde. "Queremos nuestro dinero, por eso estamos aquí", ha explicado.

Además, se han producido tiroteos en dos bases militares de Abiyán. "Hay disparos en los dos campamentos de Akuedo, en el nuevo y en el viejo. Han parado pero han vuelto a comenzar después", ha indicado Joseph Kouassi, un residente local.

Horas antes ya se habían oído disparos cerca del centro cultural de Bouaké, el escenario de la ronda de conversaciones entre el ministro de Defensa e interlocutor principal del Gobierno, Alain-Richard Donwahi, y los soldados sublevados.

El pasado viernes se desató un motín entre los uniformados de Bouaké, la segunda ciudad de Costa de Marfil, para exigir una mejora de las condiciones de trabajo. La asonada terminó entre el sábado y el domingo tras un principio de acuerdo.

Este de Korhogo es el tercer motín de estas características en menos de tres años. En el primero, los soldados también reivindicaban mejoras económicas y les fueron prometidos pagas extraordinarias por decenas de millones de dólares.

El Ejército marfileño se ha visto afectado por años de conflicto con milicias rebeldes, falta de reformas y divisiones internas pese a la superación de la crisis de 2002-2011 y el crecimiento de la economía.

Reuters/EP

Últimas noticias