MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
07:12
Actualizado
  • 1

Turquía acusa a Al Asad de usar armas químicas y exige que deje el poder

  • Voluntarios de los Cascos Blancos y otras organizaciones buscan víctimas entre los escombros de un edificio tras una explosión de origen desconocido en la ciudad de Idleb, en el norte de Siria, el pasado 9 de abril
    Voluntarios de los Cascos Blancos y otras organizaciones buscan víctimas entre los escombros de un edificio tras una explosión de origen desconocido en la ciudad de Idleb, en el norte de Siria, el pasado 9 de abril
Ankara.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de abril de 2018. 13:16h

Comentada
Ankara. 11/4/2018

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, ha acusado hoy al régimen sirio de emplear armas químicas y ha exigido a su líder, Bachar al Asad, que abandone el poder para iniciar un proceso político en el país árabe.

«El régimen de Al Asad debe abandonar el gobierno de Siria. No es la primera vez que emplea armas químicas. Ha matado a cerca de un millón de personas con sus bombardeos. Es necesario pasar a un proceso político», dijo Çavusoglu durante un discurso en Ankara.

El jefe de la diplomacia turca hizo así referencia al supuesto ataque con armas químicas contra la población de la localidad de Guta oriental en Duma, cerca de Damasco, el sábado pasado.

El Ministerio de Exteriores turco ya condenó el ataque «tajantemente» el domingo, señalando que había «fuertes sospechas» de que hubiera sido perpetrado por el régimen de Al Asad.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sin embargo, fue más cauteloso ayer al condenar la masacre y vaticinar que sus responsables «pagarán un alto precio, sean quienes sean», sin atribuirla a ningún bando.

Tras la cumbre trilateral, celebrada a principios de mes en Ankara con los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, e Irán, Hasan Rohaní, ambos valedores del régimen sirio, Erdogan tampoco había aludido al papel de Al Asad en un futuro proceso de paz.

Çavusoglu quitó hoy hierro a las exhortaciones de Moscú de que Ankara entregara al régimen sirio el cantón de Afrín que, en el noroeste de Siria y poblado mayoritariamente por kurdos, fue conquistado por el Ejército turco en una ofensiva desplegada entre enero y marzo pasados.

«La operación en Afrín se ha hecho en cooperación con Rusia. No estamos regateando nada. Había observadores rusos allí; les pedimos que se fueran para que no ocurriese ningún accidente, y se fueron. Empleamos el espacio aéreo (de Siria, bajo control ruso)», recordó el ministro. EFE

Últimas noticias