MENÚ
viernes 21 septiembre 2018
21:44
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Un parche a la espera de la UE

Tiempo de lectura 2 min.

15 de octubre de 2013. 01:27h

Comentada
Domenico Fracchiolla*.  15/10/2013

- ¿Será efectiva la medida de Enrico Letta de aumentar las fuerzas navales en el Mediterráneo para frenar el números de naufragios?

–Esta iniciativa sólo ofrecé una solución local a través de la cual se contendrá de manera parcial a los inmigrantes que lleguen a territorio italiano. Pero hay que ser realista y nuestro país no tiene ni la capacidad ni la recursos necesarias para resolver esta dramática situación. Italia necesita el compromiso de toda Europa para dar salida a estos flujos migratorios. Si no se produce un cambio estructural en estas políticas, estas catástrofes seguirán ocurriendo.

- El primer ministro italiano ha solicitado incluir el problema de la inmigración en el próximo Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas el 24 y 25 de octubre. ¿Qué propuestas podrán de esa cita?

–En la reunión sólo se podría encontrar una solución si los Estados miembros de la UE muestran un interés común en este asunto, algo que hasta ahora no ha ocurrido nunca, ya que se han tomado la situación de la inmigración como problemas que debe resolver cada nación por separado. De hecho, la raíz de esta situación se encuentra en la falta de una política común. Pero en este punto lo que existe es una falta enorme de preparación política y cultural para hacer frente a una fuerza motriz común. Ha existido hasta ahora una miopía generalizada que ha impedido detectar los flujos migratorios que han ido en aumento en este siglo en el mar Mediterráneo

- ¿Deberían incluirse a los países originarios de los emigrantes (Siria, Eritrea, Somalia) en las reuniones?

–No, más bien lo que se debería hacer en Europa sería establecer las ayudas necesarias para que estos países en vías de desarrollo pudieran crecer y permitir que sus ciudadanos no se vieran obligados a abandonar sus lugares de residencia y jugarse la vida en busca de mejores condiciones de vida en el Viejo Continente. Bien es cierto que esto implica un coste muy elevado para la Unión Europea, pero sería más beneficioso a largo plazo.

*Profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Luiss de Roma. Preguntas elaboradas por Ángel Nieto

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs