MENÚ
lunes 24 junio 2019
10:47
Actualizado

La segunda oportunidad de Sadie

La perrita, que logró sobrevivir al maltrato de su dueño, es hoy ejemplo de superación y ganas de vivir. Su historia, recogida en un libro escrito por su salvadora, ha ayudado a muchas personas a aceptarse.

  • Sadie fue disparada por su dueño y abandonada en la montaña tras alumbrar una camada. Logró salir adelante gracias a sus ganas de superarse y a la entrega de su actual dueña, que nunca perdió la esperanza
    Sadie fue disparada por su dueño y abandonada en la montaña tras alumbrar una camada. Logró salir adelante gracias a sus ganas de superarse y a la entrega de su actual dueña, que nunca perdió la esperanza
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de junio de 2018. 23:34h

Comentada
Lucía Martín .  Madrid.

«Acababa de hacer una donación de mantas y sábanas y me apresuraba a volver a la carretera cuando uno, de las decenas de perros albergados en ese refugio de animales «Sacrificio Cero» de Kenosha (Wisconsin), me llamó la atención. (...) No creo haber visto nunca una criatura tan penosa ni un perro que tuviese tanto daño acumulado: tristes ojos ámbar, expresión derrotada, hombros hundidos, patas traseras debilitadas, frente herida y un pelaje apagado, sucio y apelmazado». Aquella perrita desconsolada es Sadie un can que logró sobrevivir al maltrato de su dueño y que hoy es ejemplo de superación, junto a su dueña y autora del conmovedor libro que recoge su historia y que está dando la vuelta al mundo «Salvar a Sadie», de la editorial ALT Autores.

Con cuatro años, Sadie fue abandonada en las montañas de Kentucky (EE UU) tras recibir dos disparos de bala en la cabeza y en la columna de su dueño. Empleaba para la cría hasta el momento, tras alumbrar a su última camada su propietario la llevó al monte para sacrificarla. Por fortuna, las balas no fueron mortales, alguien escuchó los disparos y Sadie logró sobrevivir. A pesar de que en aquel momento, en 2013, los especialistas de la Universidad de Wisconsin habían redactado en sus informes que la perra no volvería a andar, hoy Sadie es un ejemplo de superación: ha recuperado la sensibilidad en los extremos de las patas gracias a años de rehabilitación en los que se ha empleado duro.

Cierto es que Sadie no ha estado sola en este duro camino. Esta perrita no lo hubiera conseguido de no haber sido por Joal Derse, su salvadora, que apostó por ella y por sus ganas de vivir y que la ha convertido en un símbolo contra el maltrato animal.

Joal Derse es una amante de los animales y ha utilizado esta pasión para convertirse en activa defensora de la dignidad de los canes. Es, «junto» a Sadie, conferenciante y escritora de la historia de la perrita, una novela que narra su lucha por sobrevivir al maltrato y la de cómo ella misma sintió la cómo el animal «me suplicaba ayuda»: «No tenía claro si estaba preparada para hacerme cargo de ella, me habían dicho que había esperanza de que mejorara su nivel de vida, pero iba a ser un trabajo duro que requeriría de mucho tiempo. No sabía si estaba preparada», explica Derse en su libro con el pretende fortalecer las leyes contra la crueldad animal y que se tomen medidas contra los maltratadores tanto de animales como de personas.

Derse solía colaborar como voluntaria en refugios y haciendo donativos, hasta que un día se encontró en uno de ellos a Sadie. Estaba delgada, sucia, herida y tenía una parapléjica. No la había explorado ningún veterinario y ella decidió llevársela para que la vieran. Estuvo en hasta tres centros distintos en los que llegaron a hablarle de la posibilidad de practicarle la eutanasia. Sin embargo, no se dio por vencida y, al final, una veterinaria, la Dr. Jodie, le dijo que había posibilidades de que mejorara. Inició una campaña de financiación on line para costear el tratamiento y, tras varios años de trabajo, logró recuperar sensibilidad en los extremos de las patas.

La escritora se esforzó en conseguir que Sadie se convirtiera en un ejemplo a seguir tanto para niños como para adultos. Ambas recorre el mundo dando charlas sobre la superación personal y el respeto a la diversidad a través de la historia que han vivido juntas, «porque Sadie también es amistosa, cariñosa y feliz, como cualquier otro perro, y merece ser tratada con el mismo respeto que cualquier otro animal», señala. Además, trata de sensibilizar sobre el abandono y el maltrato animal. «La historia de Sadie, en el fondo, no es una historia triste, es una historia de triunfo, una historia de amor absoluto y segundas oportunidades», reivindica la autora en el libro. «El verdadero cambio es el que ha ocurrido en mi interior –dice–: soy yo a quien se ha salvado realmente, no Sadie».

En España se ha registrado la mayor tasa de maltrato animal de la Unión Europea. Según los últimos datos ofrecidos, en 2017 fueron recogidos más de 100.000 perros, sin embargo, según las protectoras la cifra real es prácticamente el doble, ya que son muchos los animales encontrados que son posteriormente adoptados o reubicados y no pasan por este registro.

Últimas noticias