Kalinic ficha por el Verona

Kalinic ha dejado definitivamente el Atlético de Madrid y seguirá su carrera en Italia de la mano del Verona.

El delantero croata Nikola Kalinic fue traspasado este lunes desde el Atlético de Madrid, con el que ni siquiera se había incorporado a la pretemporada y con el que tenía contrato hasta 2021, al Verona, con el que ha firmado por las dos próximas campañas, con opción a una más, según informaron ambos clubes en sendos comunicados.

Fichado en el verano de 2018 por el Atlético por tres cursos y fuera de los planes para esta campaña, Kalinic ha jugado nada más una temporada en el Atlético, en 2018-19, cuando la competencia de Antoine Griezmann, Diego Costa y luego, además, de Álvaro Morata le relegó a una suplencia casi constante con apariciones esporádicas.

Su único año a las órdenes de Diego Simeone se contabiliza con 24 partidos disputados de los 51 oficiales del equipo, aunque nada más doce de titular, para un total de 1.173 minutos, tiempos añadidos incluidos, y cuatro goles. Fue el jugador de campo menos utilizado de la plantilla por el técnico durante el curso 2018-19.

La última temporada la jugó cedido en el Roma, con el que participó en 19 partidos y aportó cinco goles, y su salida era indudable del Atlético en este mercado, aunque se ha demorado hasta este lunes, cuando cerró su incorporación al Verona. Seguirá en Italia, donde ha concentrado cuatro de los últimos cinco años.

Kalinic, nacido el 5 de enero de 1988, llegó al Atlético desde el Milan, en el que jugó en 2017-18, con seis goles y seis asistencias en 41 partidos. Antes militó en el Fiorentina, de 2015 a 2017, con 33 dianas y 84 encuentros oficiales en sus dos años en Florencia.

Previamente, surgió de la cantera del Hajduk Split, con 33 tantos en 59 encuentros con el primer equipo, del que fichó luego por el Blackburn Rovers inglés, en el que aportó trece tantos en dos campañas. El Dnipro ucraniano, con 49 goles en 125 duelos, fue su siguiente destino, antes de su citado salto al fútbol italiano.