Vanesa Lorenzo empieza el día con un BATIDO DE GRASAS

Una opción muy saludable para tus desayunos de fin de semana.

@vanesalorenzo

Ahora lo entendemos absolutamente todo. Si como nosotras te has preguntado en alguna ocasión de dónde saca las fuerzas Vanesa Lorenzo para salir de excursión como Macarena García los fines de semana vestida igual que sus hijas y, además, hacer ejercicio a diario, ¡ahora tu duda va a quedar resuelta! No es que Vanesa Lorenzo sea el conejo Duracell sino que lleva una alimentación tan saludable que tiene energía para rato. Pero lo que más te sorprenda quizá sea que dentro de su dieta equilibrada, la modelo, que presume de un tipazo impresionante a sus 43 años, también incluye las grasas. Es más: se toma para desayunar un ¡batido de grasas! ¿Cómo puede ser?

Instagram
Instagram @vanesalorenzo

El batido de Vanesa Lorenzo lleva nada más y nada menos que aguacate, kéfir y aceite de coco. A excepción del segundo ingrediente, los otros dos tienen un elevado contenido en grasas pero ¡son grasas saludables! De hecho, resultan esenciales para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro organismo pues, entre otras cosas, nos ayudan a regular nuestro tránsito intestinal. Por si fuera poco, gracias al aceite de coco, podemos prescindir del azúcar en nuestras recetas porque tiene un regusto dulce que hace que nuestros platos queden deliciosos. Además, tiene un punto de humo más elevado, es decir, nos permite cocinar a más altas temperaturas sin quemarse y expulsar radicales libres. Así, es perfecto para recetas de repostería, por ejemplo.

Otro de los ingredientes del batido de Vanesa Lorenzo es el kéfir. Es el resultado de la frementación de un hongo en leche o agua. Una bebida rica en probióticos que nos ayuda a repoblar de bacterias buenas nuestra microbiota o flora intestinal. Puedes comprar el kéfir en el supermercado o hacerlo en casa pero para esto último necesitas tener el hongo en si y no es fácil de encontrar. Si te has hecho con él solo tienes que dejarlo en un bote te plástico que no contenga metal con un poco de leche entera. El hongo se alimentará de la lactosa de la leche y crecerá haciendo que esta se torne más sólida. El resultado será una especie de yogur, que se presentará más denso cuanto más tiempo dejes el bote en un lugar oscuro y seco. Después tienes que colarlo (sin emplear metal) y repetir el proceso.

¿Te animas a probar el batido de Vanesa Lorenzo?