¿Quieres saber si tu relación va a durar?

Las relaciones tienen que basarse en ciertos acuerdos y metas comunes. Estos son los mejores tips para hacer que tu historia funcione.

Compartir gustos y aficiones es tan importante como la compatibilidad sexual
Compartir gustos y aficiones es tan importante como la compatibilidad sexual

Nos enamoramos por atracción física, por armonía mental, porque compartimos intereses y metas, pero según va pasando el tiempo, esa pasión inicial desaparece. Y ahí es el momento de plantearse ciertas preguntas realmente difíciles, pues muchas veces no sabemos ser objetivos ni queremos reconocer las carencias que sentimos dentro. ¿Tu relación va a durar? ¿Lo que tienes satisface a tus necesidades? Todos sabemos que no podemos elegir de quién nos enamoramos y que las relaciones perfectas no existen, pero sí que podemos elegir enfocarnos en los problemas serios, saber hacer las preguntas correctas y no tener una imagen falsa de la historia que estamos viviendo.

Si estás leyendo estas líneas es porque quieres prestar atención a todos los fundamentos de lo vuestro. Las relaciones nunca son tan sencillas como nos hacen creer las películas, siempre existirán peleas, aburrimiento, inseguridades y malentendidos. La clave es saber si tenéis una buena base para superarlos y continuar juntos (o no) y sobre todo, ser felices.

La belleza exterior es pasajera y el furor sexual inicial desaparece, por lo que a la hora de construir una relación sana hay que tener en cuenta que todas las personas tenemos ciertas bases que son incuestionables, y que existen algunos puntos que pueden acabar destruyéndolo si no se comentan desde el principio.

Valores a compartir

Expectativas. A veces es difícil, pero hay que hablar claro desde el principio de lo que se busca en la relación. No hay nada más frustrante que descubrir que mientras un miembro de la pareja quiere exclusividad el otro no lo considera más que un mero entretenimiento. En la serie de Netflix Dulces Magnolias, una de las protagonistas rompe con el amor de su vida cuando se dan cuenta que él no quiere tener hijos, uno de los objetivos vitales de ella. Aunque se amen con locura, hay ciertos escollos que ninguna relación puede superar.

Carácter y personalidad. Por mucho que digan que los opuestos se atraen, las personalidades deben ser compatibles para no terminar discutiendo por todo.

Proyectos futuros. Desde saber si todos los domingos vais a comer con tus padres hasta si le gusta viajar o no. Tener proyectos demasiado diferentes causa resentimientos y desgaste en las parejas, sobre todo a largo plazo.

Valores de referencia. Todos tenemos valores morales, políticos, sociales y creencias religiosas que son muy difíciles de cambiar, sobre todo al ir madurando. Incluso si te llevas muy bien con tu pareja y existe una fuerte conexión, descubrir que es antivacunas, de misa diaria (si tú eres atea) o denigra a los emigrantes, es una clave para que vayas abriendo los ojos y te plantees dejar la relación.

Pasatiempos e intereses. Es muy importante tener espacios propios y que respetéis que podáis salir con gente distinta o tener gustos diferentes, pero también tenéis que fomentar el tiempo junto de calidad, y sin intereses comunes este punto se complica. Si tu pareja se pasa los fines de semana montando en bicicleta mientras tú adoras ir de museos, lo que al principio es una cuestión sin más, a la larga hará que vuestra historia se tambalee.

Las prioridades. Una pareja es un equipo donde los dos tenéis que ser una prioridad el uno para el otro. Una cosa es que un domingo pueda ir al fútbol con sus amigos (por ejemplo), pero si ya sabes que no puedes contar nunca con él los fines de semana ni cuando tienes un problema importante tiene que hacerte saltar todas las alarmas posibles. ¿En serio quieres seguir aguantando en una relación donde tú eres el segundo plato de alguien?.

Evalúa tu relación

Gary Lewandowsky, profesor de psicología de la Universidad de Monmouth, ha elaborado una lista de quince preguntas útiles para comprender si una relación es positiva y está basada en el respeto y el crecimiento común. Para hacer este listado, Lewandowski se inspiró en la Keltner List, una lista utilizada para evaluar si un jugador de béisbol merece o no entrar en el Salón de la Fama de Béisbol Nacional.

En estas preguntas se evalúan tanto los aspectos científicos como el instinto a la hora de intentar determinar la mejor alternativa. Según Lewandowski, si la respuesta a la mayoría de tus preguntas es “sí”, entonces merece la pena invertir en la relación.

· ¿Tu pareja te convierte en una mejor persona y tú les haces lo mismo?

· ¿Os sentís cómodos compartiendo sentimientos, confiando el uno en el otro, en una cercanía mutua?

· ¿Ambos podéis evitar preocuparos de que vuestra pareja os deje?

· ¿Os aceptáis por lo que sois, sin intentar cambiaros a vosotros mismos?

· Cuando surgen desacuerdos, ¿comunicas respetuosamente tus puntos de vista, sin desprecio ni negatividad?

· ¿Compartís tú y tu pareja la toma de decisiones, el poder y la importancia en la relación?

· ¿Tu pareja es tu mejor amiga y tú eres de ella?

· ¿Pensáis tú y tu pareja más en términos de “nosotros” en lugar de “tú” y “mí”?

· ¿Intercambiáis contraseñas de cuentas bancarias y redes sociales? ¿Tenéis una buena opinión el uno del otro, incluso sin tener una actitud demasiado positiva?

· ¿Tus amigos más cercanos, así como los de tu pareja, piensan que la vuestra es una gran relación que resistirá la prueba del tiempo?

· ¿Está vuestra relación libre de señales de alerta como la traición, los celos y el control del comportamiento del otro?

· ¿Compartís los mismos valores cuando se trata de política, religión, matrimonio, el deseo de tener hijos (o no), la crianza de los hijos?

· ¿Estáis dispuesto a sacrificar vuestras necesidades, deseos y metas el uno por el otro (sin convertirse en un felpudo)?

· ¿Tenéis personalidades agradables y emocionalmente estables?

· ¿Sois compatibles sexualmente?

Si la mayoría de las respuestas es un no, la noticia tampoco es negativa; salir de una mala relación te liberará y te permitirá comenzar algo mejor para ti.