Carolyn Bessette y John F. Kennedy Jr, la pareja más estilos de los 90, resucita gracias a esta marca francesa

Copiamos el minimalismo más icónico de toda una diva.

Copiamos el minimalismo más icónico de toda una diva
Copiamos el minimalismo más icónico de toda una diva FOTO: @rouje

En la historia de la moda, pocas parejas ha habido tan bien avenidas, estilísticamente hablando, como la formada por la Carolyn Bessette y John F. Kennedy Jr. La publicista y el hijo pequeño del presidente de Estados Unidos tuvieron un matrimonio fugaz y un trágico final, pero parece que el mundo de la moda todavía se resiste a olvidarlos. Y es que si el traje rosa de Chanel de Jackie Kennedy se acabó convirtiendo en todo una emblema de la época, las apariciones que nos regalo la bonita pareja siguen fascinando incluso en nuestros días. Pero para saber la importancia de estos dos personaje hay varias cosas que tenemos que destacar.

La primera es que a John F. Kennedy Jr le acompañaba la fama desde su nacimiento. Esto, sumando al asesinato de Kennedy tan solo tres años después y el icono de estilo en el que se convirtió su madre desde la llegada a La Casa Blanca hasta su muerte marcaron su vida.

Los orígenes de Carolyn, algo más humildes y menos mediáticos, no la impidieron forjarse una carrera propia en la industria de la moda. Desde el puesto de dependienta en una tienda Calvin Klein hasta hacerse con el cargo de directora de eventos, (puesto que abandonó en 1996 para casarse), la joven fue desarrollando un estilo propio y un gusto por la moda sencilla y el minimalismo, que unido a su estilo natural y su belleza consiguió convertirla en todo un referente. Aún a día de hoy, su vestido de novia de estilo lencero creado por Narciso Rodriguez sigue siendo fuente de inspiración constante.

Pero lo cierto es que también la pareja nos regaló instantáneas paseando por las calles de Nueva York con looks tan noventeros que no podemos dejar de repasar una y otra vez, quizás porque su prematura muerte nos dejó sin más. Aunque la obsesión no es solo nuestra. Y es que para esta temporada, la firma francesa Rouje ha querido recuperar a Carolyn, o al menos sus prendas y ofrecerlas en versión 2022. Los abrigos cruzados tipo batín, el de estampado de leopardo, los vaqueros rectos y de cintura alta, los jerséis de cuello vuelto o las faldas midi de satén son solo algunas de las prendas de referencia.

Como también lo fueron en lo que a accesorios se refiere sus inseparables gafas de montura redonda, sus cintas y diademas para el pelo o sus botas de piel y tacón cuadrado o sus bolsos. Ahora gracias a la marca de la influencer Jeanne Damas podemos emular de arriba abajo hasta el más mínimo detalle y sentirnos nosotras también como unas divas neoyorquinas de los años 90.