• 5 cuentas de Instagram que demuestran que con la comida sí se juega
    /

    Cuentas de Instagram que juegan con la comida

5 cuentas de Instagram que demuestran que con la comida sí se juega

Cuando la creatividad traspasa las fronteras de una imagen en 1:1

Ya me decía mi madre cuando era pequeña que ‘con la comida no se juega’. Escuché esa frase infinidad de veces interrumpiendo mis intentos de hacer plastelina con la masa de las croquetas, mientras jugaba a peluqueros cortándole las puntas a los spaguettis o cuando diseñé aquella obra de ingeniería probando construir barquitos con la cáscara de una nuez -aunque supongo que éste es otro cantar- .

Mi madre no era consciente por aquel entonces, pero la realidad actual manifiesta que me estaba cortando de raíz la creatividad y la futura posibilidad de hacer de esos trabajos gastromanuales un oficio convirtiéndome en una Instagram foodStar.

Desconozco cómo debió ser la infancia de los propietarios de estas 5 cuentas de Instagram que demuestran rotundamente, bajo la atenta mirada de más de más de un millón de seguidores, que con la comida sí se juega. Supongo que algunos de sus inventos catapultados ahora casi a la categoría de obra de arte, surgieron probablemente de la rebelión entre madres e hijos para acreditar que ellas estaban equivocadas, aunque sólo fuera esta vez.

The Eggshibit es una de la cuentas con más huevos de Instagram. No me interpretes en la acepción vulgar, sino en la gastronómica. De verdad, una cuenta que hace dibujos increíbles con unos huevos, una sartén y mucha maña.

En Instagram sí se juega con la comida para hacerla creativa e interesante

Yungshum crea comida que nunca caduca y que, claro, tampoco te puedes comer a no ser que te fascine el papel. Si está entre tus ingredientes favoritos, vas a poder degustar desde un ramen hecho pieza a pieza en papel (bol y palillos incluido) hasta un lomo de salmón, unos tacos mexicanos o una tabla de quesos maridado con vino.

En Instagram sí se juega con la comida para hacerla creativa e interesante

Eiko Mori, cincela con un palillo verdaderas obras de arte sobre una tostada. Supongo que después las diseca y las guarda en una biblioteca de panes porque, de verdad, algunas de ellas son tan bonitas (y deben llevar tanto trabajo) que da pena comérselas. Puedes ver desde campos de fútbol o de baloncesto, barajas de cartas, prendas de roba e instrumentos musicales sobre una rebanada de pan tras otra.

En Instagram sí se juega con la comida para hacerla creativa e interesante

Tatsuya Tanaka tiene el Instagram sembrado de minimaquetas donde los protagonistas son objetos cotidianos que consigue poner en contexto con la interacción de minúsculos personajes. Miniseñores que no pierden el equilibrio cultivando en latas de sardinas, miniseñoras que toman el sol en la crema de una cerveza o que convierte en rockstars con un vaso como escenario y una pajita como pie de micro, entre otras muchas curiosas escenas. Desde luego este en un perfil de Instagram en el que la creatividad traspasa cualquier frontera.

En Instagram sí se juega con la comida para hacerla creativa e interesante

Mister Krisp, en la lista de la comprar de esta chica nunca faltan los cereales de arroz inflado con los que crea figuras de todo tipo y entre las que no he visto ni un sólo desayuno. Pizzas, hamburguesas, frutas, quesos, comida japonesa y otras delicias a las que si les hincáramos el diente sólo nos sabrían a un único sabor: cereales. Una chica crujiente con imaginación para rato.

En Instagram sí se juega con la comida para hacerla creativa e interesante