• 1

Charlotte, una princesa «influencer»

La hija de los duques de Cambridge vuelve al colegio convertida en icono de estilo: es, tras su madre y su tía, la «royal» más influyente.

  • La princesa de tres años es la cuarta en la sucesión
    La princesa de tres años es la cuarta en la sucesión

Tiempo de lectura 4 min.

04 de septiembre de 2018. 00:40h

Comentada
Ana Fernández.  4/9/2018

Se acaban las vacaciones para la princesa Charlotte, como para otros miles de niños británicos, que mañana regresan al colegio. Sin embargo, ella lo hará como uno de los que más búsquedas ha generado en eBay, de acuerdo con el informe anual que ayer publicó el portal de venta «online». La pequeña de tres años es, por tanto, de las personas que más tendencia crea en este momento, tan solo superada por su tía, Meghan Markle, y su madre, Kate Middleton, que ocupan el segundo y primer puesto del «ranking», respectivamente.

Su tercera posición no quita, sin embargo, que la nieta de Lady Di engrose la lista de los «royals» europeos que, convertidos en iconos de estilo, más ingresos reportan a la economía de sus países. Según la consultora británica Brand Finance Group, Charlotte es el miembro de la familia real que más proporciona, con unos cuatro mil millones de euros al año: «Estas cifras son proyecciones de lo que los niños de la realeza pueden aportar a la economía de Reino Unido en el transcurso de sus vidas», afirma el gerente de la consultora, y añade: «Estos niños tienen un impacto positivo en las ventas de marcas de ropa y juguetes que utilizan, al igual que sus madres, como la duquesa de Cambridge, que todo lo que toca se convierte en oro».

En el caso de Charlotte, sus vestidos son los que siempre causan furor. Suelen ser diseños con cuello bebé, nido de abeja y estampado floral de un mismo color. Los zapatos y la chaqueta que acompañan a sus modelos son de un tono similar y sin desentonar con el traje. Un ejemplo para recordar es el conjunto que lució para conocer a su nuevo hermano, el príncipe Luis. Ese día llevó, conjuntado con una chaqueta de punto azul marino oscuro de Lucero (39 euros), un vestido de estampado floral azul de la firma Little Alice London (45), que no tardó en agotarse. Su diseñadora, Alice Evenel, es, además, íntima amiga de la universidad de la duquesa de Cambridge. Ese mismo vestido lo llevó en el desfile del cumpleaños de la reina Isabel II. En su armario podemos encontrar también muchos atuendos de marcas españolas, no solo Peppa&Co (una de sus preferidas), sino también de Marae, de donde es el abrigo rojo borgoña (138,80 euros) con el que la pequeña se fotografió para ir por primera vez a la guardería en las escaleras del palacio de Kensington.

POESÍA Y EQUITACIÓN

Este año será el segundo que la princesa vaya a la escuela infantil privada Willcocks Nursery School, en Londres, donde el año académico sobrepasa los 15.000 euros por alumno. Su educación se centrará principalmente en la poesía, aunque también tomará clases de cerámica y equitación, un deporte que apasiona a su bisabuela, la reina Isabel. Mientras, su hermano mayor, el príncipe Jorge, volverá al colegio Thomas’s Battersea, con un precio de 7.300 al año y donde recibirá clases de lo más variado, desde teatro y natación hasta ballet, por lo que medio país ya se refiere a él como «El Billy Elliot de Kesington Palace». Los duques de Cambridge han optado por apuntarle a esta actividad para promover una educación integral y de igualdad. Se ha anunciado que esta vez muy probablemente no habrá foto del pequeño de cinco años a su llegada al centro escolar, ya que, como explica una experta en realeza a la revista «Hello!», «el tiempo que los herederos estudian se considera privado».

Últimas noticias