MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
06:57
Actualizado

El otro «hit» de Britney Spears

La cantante está inmersa en una lucha legal por la manutención de sus hijos con su ex, al que ahora debe pagar 100.000 euros

  • Kevin Federline y Britney Spears se divorciaron en 2007 y él se quedó con la custodia de sus dos hijos: Sean Preston, de 13 años, y Jayden James, de 12
    Kevin Federline y Britney Spears se divorciaron en 2007 y él se quedó con la custodia de sus dos hijos: Sean Preston, de 13 años, y Jayden James, de 12

Tiempo de lectura 2 min.

19 de agosto de 2018. 06:08h

Comentada
Rubén Villalba 19/8/2018

ETIQUETAS

No es oro todo lo que reluce en la vida de Britney Spears, que tras los miles de «me gusta» que ayer se ganaba en Instagram por el sensual baile que le dedicó su novio, escondía el revés recibido por la Justicia en la batalla legal que mantiene con su ex marido, Kevin Federline. Una guerra eclipsada por la más mediática de «Brangelina», aunque igualmente polémica y que tampoco parece tener fin desde que la cantante y el bailarín se divorciasen en 2007. Desde entonces, nunca han llegado a ponerse de acuerdo sobre la cantidad que Spears debe ingresar a Federline por la manutención de los dos hijos que tienen en común. Fue él quien se quedó con su custodia legal, tras demostrarse los problemas de la artista con el alcohol y las drogas. El juez estipuló entonces que debía pagar 17.000 euros mensuales, cifra que su ex siempre consideró insuficiente. Según su abogado, en estos 11 años Federline ha intentado en vano pactar amistosamente con ella un aumento de su aportación. Por eso, explica, «se vio obligado a presentar una solicitud en el juzgado para requerir formalmente dicho incremento, así como el ingreso de las costas que ello le ha supuesto». Y la Justicia le ha dado la razón, tras conocerse que la cantante debe pagarle 100.000 euros en concepto de tales gastos judiciales. Se trata de un dictamen provisional, a la espera de que en los próximos meses el juez decida si la petición de Federline es procedente. El bailarín alega que «mis ingresos mensuales son de 2.600 euros, menos del 1% de los de Britney».

Su letrado no ha conseguido que el equipo legal de la artista presente la relación de sus ganancias. Sin embargo, el juez ya tendría en sus manos documentos que certifican que en el año pasado Spears llegó a embolsarse más de 50 millones de euros. «Britney está muy triste por todo lo que está ocurriendo, ella siempre ha cumplido con sus hijos», asegura una persona cercana. El siguiente paso de la cantante sería demostrar que su ex marido emplearía el dinero de la manutención en el cuidado, no solo de sus hijos, sino también en el de los cuatro restantes que tiene de otras relaciones.

Últimas noticias