MENÚ
sábado 23 marzo 2019
13:27
Actualizado

Canal Sur: ¿el otro cambio?

Ha sido uno de los puntos calientes de la negociación del nuevo Gobierno andaluz. Juan y Medio y María del Monte, emblemas de la cadena, hablan de la incertidumbre en RTVA

  • María del Monte presenta «Yo soy del sur»: «Nadie me ha regalado nada, llevo 30 años trabajando y no solo en Canal Sur. Si quieren cambiar el canal que lo hagan»
    María del Monte presenta «Yo soy del sur»: «Nadie me ha regalado nada, llevo 30 años trabajando y no solo en Canal Sur. Si quieren cambiar el canal que lo hagan»

Tiempo de lectura 5 min.

13 de enero de 2019. 05:33h

Comentada
Ángel N. Lorasque 13/1/2019

ETIQUETAS

Vox lanzó un órdago durante las negociaciones del nuevo Gobierno conservador de la Junta: «La Radio Televisión Andaluza debe cerrarse». Más tarde reculó: «Se puede quedar, pero habrá que reducir al máximo su gasto público», sentenció su líder, Santiago Abascal. De nuevo, la gestión de un canal público volvía a ser moneda de cambio en negociaciones políticas poniendo sobre la mesa el interés partidista por tener en sus manos los mandos de tan preciado bien. Además, en Andalucía, después de casi cuatro décadas de reinado socialista, los partidos que hasta ahora habían estado en la oposición (incluso aquellos que ni siquiera habían tenido representación en el Parlamento sureño), vieron que este cambio histórico en la Comunidad Autónoma sería una oportunidad de oro para «meter mano» en la que, según los críticos, había sido la «televisión de los socialistas», un canal público cuyo presupuesto, el año pasado, rozó los 163 millones de euros y que cuenta con una plantilla de 1.462 trabajadores. ¿Cuál será finalmente el destino de Canal Sur? ¿Llegará también el cambio a la televisión andaluza? LA RAZÓN se cita con dos de las caras más conocidas de RTVA, Juan y Medio y María del Monte, para analizar la nueva situación y averiguar cuál puede ser el rumbo que tome el ente público cuando Juanma Moreno sea investido la semana que viene presidente de la Junta con el apoyo de Ciudadanos y Vox.

Aunque los programas en los que tanto el humorista como la cantante han trabajado a lo largo de su vida en Canal Sur pertenecen a producciones externas (partidas a las que se dedica el 25% del presupuesto de la entidad pública), ellos conocen a la perfección los engranajes de este gigante audiovisual que ocupa el tercer lugar de la FORTA (agrupación de los canales autonómicos) en cuanto a audiencia, con un 9,8%. Tanto los programas de Juan y Medio como el de María del Monte son los que aportan a la cadena los mejores datos de «share», rondando el 20%. Es más, el propio Abascal anunció que por si él fuera, «tan sólo dejaría que se emitieran los toros y el programa de Juan y Medio». «Supongo que cambios habrá, pero a mí nadie me ha informado ni se ha reunido conmigo para decirme cuáles van a ser. Imagino que los nuevos responsables, en base a sus estudios, datos e intereses tomarán sus decisiones, pero yo siempre he trabajado al margen de los criterios políticos, soy un profesional y así me he movido siempre», asegura el humorista que presenta el magazine «La tarde aquí y ahora» y «Menuda noche». A sus 56 años sigue siendo uno de los rostros más reclamados de la televisión y aclara que aunque sigue recibiendo ofertas de canales nacionales, «yo estoy feliz contando historias de personas mayores, me emocionan, me siento útil trasladando sus vidas a la audiencia. Llevo 14 años en Andalucía y es lo que me gusta».

Órdenes de «arriba»

Desde 2009, Juan y Medio tiene una productora, Indalo y Media, que es de las que más trabajos realiza para Canal Sur. De hecho, el presentador subraya que tienen en nómina a 185 personas. «Nunca he recibido ninguna consigna política y si así fuera no lo habría aceptado, no lo hubiera digerido bien. Al igual que a un médico no se le pide su carnet ideológico para trabajar no creo que haya que hacerlo tampoco en televisión. Si se prescinde de mis programas que sea porque no gusta, por audiencia, pero nunca por motivos ideológicos», insiste el presentador que pisó por primera vez RTVA en 1996. Él reivindica que el canal debe seguir fomentando nuestra cultura y tradición, «porque amo a mi tierra y nuestra cultura». De la misma opinión es María del Monte que nos atiende durante una pausa de sus ensayos. La primera vez que trabajó para el ente público fue en 1993, en «Las mañanas» de Radio Andalucía. «No sé por qué la gente me dice que yo sólo he trabajado en Canal Sur, es mentira. Llevo dos años presentando ''Yo soy del Sur'', pero antes había estado nueve años sin trabajar en el canal», reconoce la cantante que insiste en defender el orgullo andaluz a través de los medios autonómicos. «Nuestro pasado es nuestro orgullo, hay que valorar la cultura y tradición andaluzas, yo siempre lo he hecho, lucho por conservar nuestras raíces y llevo siempre Andalucía por bandera», confiesa.

Sobre si los cambios políticos podrían conllevar alguna modificación en la actual parrilla de contenidos de la cadena dice que «ni lo sé ni me interesa, porque yo en lo que me concentro es en trabajar, en seguir siendo una profesional. Trabajo desde los 20 años y quiero seguir haciéndolo. Canal Sur debe estar al margen de la política, yo jamás he estado a la orden de ningún gobierno. Es más, para mis espectáculos me han contratado todos los partidos políticos», puntualiza. Para ella, todo cambio que pueda producirse en el canal público debe tener siempre la máxima de preservar la cultura andaluza, «la más rica del mundo», y tiene claro que ella «nunca mostrará sus ideas políticas porque no quiere incomodar a nadie. Las tengo, como todo el mundo, pero las dejo a un lado cuando voy a trabajar, como hace todo el mundo. Nadie me ha regalado nada. Si quieren cambiar el canal que lo hagan, pero que no olviden que lo importante aquí es que la televisión siga apostando por ofrecer y mostrar el orgullo de lo andaluz», concluye.

Silencio en los informativos

Por otra parte, desde los servicios informativos de la cadena, punto siempre de mayor polémica en los canales públicos, afirman que cualquier cambio que quiera introducirse en RTVA debe ajustarse a los reglamentos y mecanismos marcados en el Estatuto de Autonomía. En el punto de mira está ahora el director de informativos, Fernando García Mena, cuyo puesto será uno de los primeros en ser «removido». «Aquí trabajamos con pluralidad y siempre lo seguiremos haciendo», aseguran desde la cadena. «Meter ideología siempre es malo, mira lo que ocurrió con los bancos que se convirtieron en chiringuitos financieros. Que levanten alfombras si quieren, no tengo ningún problema. Yo lo que quiero es seguir entreteniendo, divirtiendo a la gente y no molestar», sentencia Juan y Medio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs