MENÚ
martes 15 octubre 2019
04:11
Actualizado

La Junta invertirá 28 millones en apoyar a 24.000 autónomos en los próximos tres años

En 2018 se registraron 270 altas diarias frente a 210 bajas, por lo que la consejera considera que las medidas eran «insuficientes»

  • La consejera de Empleo, Rocío Blanco, presentó ayer las medidas a los colectivos de autónomos / Foto: Manuel Olmedo
    La consejera de Empleo, Rocío Blanco, presentó ayer las medidas a los colectivos de autónomos / Foto: Manuel Olmedo
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de julio de 2019. 21:24h

Comentada
Juan Diego Márquez Sevilla. 4/7/2019

El pasado lunes se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el denominado «Programa de estímulo a la creación y consolidación del trabajo autónomo en Andalucía», con diferentes incentivos y una simplificación de los trámites burocráticos para este colectivo, cada vez más numeroso en la comunidad autónoma. Sin embargo, las medidas no se harán efectivas hasta que no se apruebe definitivamente el Presupuesto de 2019, un extremo que se materializará en el Pleno del Parlamento andaluz de los días 18 y 19 de julio. Las nuevas líneas de ayudas ya están dibujadas y la Junta ya tiene clara la previsión de aquí a tres años: más de 28 millones de euros de inversión para beneficiar a 24.000 autónomos.

Así lo avanzó ayer la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, que presentó los detalles de este paquete a las organizaciones que agrupan a los trabajadores autónomos (ATA, UPTA y Uatae), la Confederación de Empresarios de Andalucía y los sindicatos UGT y CC OO. Para el departamento que dirige Blanco este colectivo es «prioritario», puesto que «tiene un alto potencial de generación de empleo y un peso específico en el mercado laboral». De hecho, la región cuenta con un total de 538.644 empleados por cuenta propia afiliados a la Seguridad Social, el 16 por ciento del conjunto de España.

Blanco, no obstante, recordó que el año pasado Andalucía registró una media de 270 nuevas altas diariamente frente a 210 bajas, unos datos que confirman que las medidas eran «insuficientes para la pervivencia de las iniciativas emprendedoras». Por tanto, las nuevas ayudas vienen a «fortalecer» el régimen actual, «facilitando la cotización a la Seguridad Social de distintos colectivos y reduciendo la carga de gastos».

Uno de los colectivos prioritarios es el de los nuevos autónomos, extendiéndose al segundo año de actividad la cuota reducida estatal de 60 euros. Junto a ello, la mujeres autónomas residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes pagarán 30 euros mensuales durante el primer año, en lugar de los 60 que fijan las ayudas estatales. Esta cuota se extenderá también al segundo año. Estas mismas condiciones se aplicarán a los nuevos autónomos menores de 30 años.

Otro colectivo especialmente cuidado es el de las autónomas que han cesado su actividad por maternidad. Podrán beneficiarse de una extensión de la cuota reducida de 60 euros durante el segundo año tras su reincorporación, en lugar de la cuota completa.

También se incluyen mejoras en distintos programas actuales, incrementándose las cuantías. Concretamente, se ha aumentado un 30 por ciento varias líneas de ayuda para el inicio de la actividad, pasando de 3.800 a 5.000 euros la subvención para autónomas de hasta 35 años, autónomos de hasta 30 años y los que han emprendido un negocio tras un contrato de formación y aprendizaje. En el caso de los mayores de 30 años, se eleva la ayuda de 2.600 a 3.800 euros. Junto a ello, se anticipa el cien por cien de la subvención y se elimina el requisito de ser demandante de empleo, que excluía a muchos autónomos.

Para los trabajadores que cesaron su actividad y quieren reiniciarla –medida de segunda oportunidad–, se incrementan las cuantías de 3.800 a 5.000 euros para autónomas de hasta 35 años y autónomos de hasta 30 años.

Las ayudas para la creación de empleo indefinido, que ascienden a 6.000 euros por contrato y 3.000 por transformación de aprendizaje a indefinido, se amplía a contrataciones anteriores –hasta 12 meses antes– a la fecha de solicitud de la ayuda. También se duplican, de 10.000 a 20.000 euros, las medidas de estímulo a la competitividad, con el objetivo de consolidar el empleo atendiendo a las necesidades de inversión en activos fijos.

Estas medidas han sido bien acogidas por el colectivo. El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, José Luis Perea, aseguró que «hoy en día emprender en Andalucía es un lujo». A su juicio, es la comunidad autónoma que mejores condiciones ofrece a la hora de iniciar una actividad emprendedora.

Últimas noticias