MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
23:16
Actualizado
  • 1

El desempleo vuelve a bajar en el mes de abril y deja la cifra en 155.616 parados

La Junta apunta que se ha recuperado el 66,8 del empleo perdido en la crisis, pero los sindicatos alertan de precariedad

Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de mayo de 2018. 20:55h

Comentada
S. Felipe.  Valladolid. 5/5/2018

Buen mes de abril para el empleo en Castilla y León, ya que se crearon 4.431 puestos de trabajo, bajando la cifra de desempleo hasta los 155.616 personas. Unos datos con los que se ha recuperado el 66,8 por ciento del empleo perdido durante la crisis, según resaltaba la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, quien consideró que la línea de trabajo que está llevando a cabo el Gobierno regional «es la adecuada para seguir recuperando empleo», aunque hizo un llamamiento a «seguir trabajando por ese empleo de calidad y estable».

En términos interanuales existen 15.3141 parados menos en la Comunidad que hace un año, lo que supone un descenso del 9,02 por ciento. El paro cayó en todos los sectores respecto a marzo, salvo en el del empleo anterior que sumó 95 personas, con 2.609 menos en el sector servicios, 868 en la construcción, 542 en la industria y 507 en la agricultura. Y lo hizo en todas las provincias, con descensos del 4,47 por ciento en Segovia y del 4,16 en Soria y del 1,52 en Zamora, que marcaron las mayores y menor caída.

De los 155.616 desempleados de Castilla y León, recibieron prestaciones por desempleo, en este caso con datos de marzo, 75.193 parados en Castilla y León; y se realizaron 3.647 contratos más que el mes anterior, hasta los 73.159, con un repunte del 5,25 por ciento, por debajo del 7,63 por ciento de incremento nacional.

El paro masculino se situó en 66.870 personas (64.426 en marzo) mientras que el femenino quedó en 88.746 (90.621).

De los 155.616 parados que registró Castilla y León al término de abril 13.072 (13.245 en marzo) tienen menos de 25 años y, de estos, 6.920 son hombres (7.069) y 6.152 mujeres (6.176).

El sector que más paro acumula al término de abril es de la construcción con 103.263 desempleados en la Comunidad, seguido de los 15.466 de sin empleo anterior, los 14.598 de la industria y los 13.373 de la construcción. En cuanto a los contratos, los indefinidos fueron 7.252, 164 menos que el mes anterior, y 1.387 más que hace un año.

Tras conocer los datos, el portavoz de Empleo del PSOE de Castilla y León, Óscar Álvarez, consideró que esta bajada son «el espejismo de un gobierno agotado y moribundo», y calificó de «obscena» la satisfacción del PP. Según el socialista, el comportamiento del mercado laboral es «cíclico» y seguirá creando empleo entre menos gente y que los datos del paro no sirven para calibrar la «agonía de la clase trabajadora».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en la Comunidad, Luis Fuentes, afirmó que «la bajada de desempleados» registrada en abril «no puede ir de la mano con la pérdida de población», por lo que ha demandado empleo de calidad y oportunidades para el medio rural y las mujeres.

También pidió medidas de conciliación de la vida laboral y personal, con el aumento de los permisos de paternidad pactados entre su partido y el PP en el ámbito preupuestario nacional, por lo que ha demandado «desbloquear» la negociación.

Desde el sindicato Comisiones Obreras se achacó la reducción del paro a cuestiones estacionales aunque consideró que es un dato «positivo» ya que se trata del segundo mes consecutivo en el que baja. No obstante, los valoran «insuficientes y que lo importante sería reducir el desempleo en cantidad y calidad suficiente como para bajas sustacialmente la cifra» y que «uno de cada cuatro contratos que se crea es de carácter temporal y casi uno de cada cinco lo es a tiempo parcial».

Mientras, UGT mostró su preocupación por la deriva de la Comunidad «ante una evidente desaceleración en la creación de empleo» «Perdemos población y perdemos ocupados, pero ganamos en precariedad, tanto en la contratación como en la cobertura por desempleo».

Por su parte, la portavoz de Cecale, Ángela de Miguel, consideró los datos como «bastante positivos» ya que «marcan una tendencia», aunque advirtió de que «si se acaba con la moderación salarial, el ritmo de contratación puede minorar». Desde ATA, se señala que la Ley de Autónomos «está siendo efectiva y está dando sus frutos».

Últimas noticias