MENÚ
martes 22 octubre 2019
06:33
Actualizado

Alerta en toda Cataluña por un episodio de alta contaminación

No hay restricciones de tráfico, por ahora, porque la contaminación es por micropartículas y no por dióxido de nitrógeno

  • El 97% de los vecinos de Barcelona respiran niveles de PM10 por encima de los niveles recomendables por la OMS
    El 97% de los vecinos de Barcelona respiran niveles de PM10 por encima de los niveles recomendables por la OMS /

    Shooting

Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de julio de 2019. 11:18h

Comentada
Montse Espanyol Barcelona. 1/7/2019

Mientras decenas de activistas de Greenpeace siguen con las protestas contra la idea del gobierno madrileño de reabrir el centro de la ciudad al tráfico, a apenas 600 kilómetros al este, Cataluña activava ayer los protocolos para plantar cara a un episodio de alta contaminación. La Generalitat de Cataluña primero y el Ayuntamiento de Barcelona después declararon la alerta por contaminación de micropartículas PM10, esto son las partículas en suspensión de tamaño inferior a 10 micras, que al respirar perjudican las vías respiratorias bajas. Este aire nocivo para la salud afecta a toda Cataluña. Además del tráfico, la fuente de contaminación más famosa por micropartículas en las ciudades, tras este episodio, hay otros culpables: las cenizas del fuego que ha calcinado más de 6.000 hectáreas en la Ribera de l’Ebre y el polvo del Sáhara que llegó con la ola de calor hace una semana.

Desde San Juan, hace justo una semana, se han superado hasta en 31 ocasiones los límites diarios de PM10 permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 15 estaciones de medición. Y la previsión para ayer y hoy es que los niveles de partículas finas se mantendrán elevados. Esta alerta no comporta restricciones de tráfico, por ahora. Porque hay aviso preventivo por polución de dióxido de nitrógeno (NO2) en toda la conurbación de Barcelona. Y cuando hay episodio por contaminación de NO2, se restringe progresivamente la circulación de los vehículos más contaminantes en los 40 municipios de la zona de protección especial (ZPE).

Con la alerta por PM10 declarada, la Generalitat y el Ayuntamiento recomiendan no utilizar el vehículo privado; optar por el transporte publico; si hay que moverse a pie o en bicicleta, hacerlo mejor durante las horas con menos tráfico, y si no hay más remedio que coger el coche, pensar en compartirlo o combinarlo con el uso de transporte público. Hay que tener en cuenta que ayer empezaron los cortes en la L-1 del Metro, que acaba en el Clot por obras de mejora.

Otros consejos son ventilar los hogares en las horas de menos tráfico y evitar el ejercicio físico intenso en el exterior, sobre todo, en el caso de tener una enfermedad respiratorio o cardíaca.

Este episodio da la razón a la recién estrenada plataforma vecinal que se ha propuesta combatir la contaminación en la ciudad de Barcelona. Se llama Eixample Respira, se presentó hace una semana, tras constatar con preocupación como su distrito, el más denso de la ciudad, incumple desde hace nueve años los niveles de NO2 recomendados por la OMS. Eixample respira quiere despertar conciencias, como Greta Thunberg ha hecho con la lucha contra el cambio climático. Desde hace tres días, en muchos balcones de Barcelona ya ondean banderolas negras con una calavera que lleva una máscara contra gases contaminantes. Debajo reza “Stop contaminación. Menos coches=Más salud”.

Ni vienen a hacer política ni a hacer de ingenieros, no proponen soluciones, eso lo dejan para las tres administraciones, Ayuntamiento, Generalitat y Gobierno, los tres son responsables porque la mala calidad del aire se ha convertido en un problema de salud pública. Véase sino los estudios del ISGlobal de Barcelona. Uno de sus investigadores, Jordi Sunyer, advierte de que “si tuviéramos los niveles de calidad del aire recomendados por la OMS, dejarían de producirse 1 de cada 3 ictus, 2 de cada 10 infartos y 2 de cada 10 cánceres de pulmón”. Precisamente, estas son las tres principales causas de muerte en los hombres del distrito del Eixample, el más denso de la ciudad, cuenta con 356 habitantes por hectáreas, 53 guarderías y 80 colegios e institutos.

El propio Ayuntamiento de Barcelona alerta de que el 68% de sus vecinos vive expuesto a niveles de NO2 por sobre de lo que fija la UE y la OMS y el 97% respira niveles superiores de PM10.

Para paliar el reciente episodio de contaminación, los municipios prohibirán actividades que generen polvo en obras, limitarán la quema de rastrojos, márgenes y restos de aprovechamientos forestales agrícolas o de jardinería, y también prohibirán el uso de sopladores, radiales sin aspiración focalizada o humidificación. Quedan restringidas, además, las operaciones de asfaltar o alquitranar calles.

El Ayuntamiento de Barcelona, por su parte, dentro de su protocolo de contaminación ha comenzado a regar con agua freática las principales vías de la ciudad.

Queda activado el aviso preventivo por NO2. En la última semana, se ha superado hasta en 15 ocasiones el umbral de 160 mg/m3 en la mayoría de la ciudad de Barcelona, Terrasa y Sant Adrià de Besòs.

Un mes de junio de locos: Récord de frío y calor

Este mes de junio ha traído de cabeza a los metereólogos. Los primeros días se registraron temperaturas mínimas de récord. Entre el 10 y 13 nevó en el Pirineo, hasta unos 1.800 metros de cota, y en el valle de la Cerdanya los termometros marcaron 0 grados. En el refugio de Malniu, a 2.230 metros, se acumularon 10 centímetros de nieve, algo inusual y en el Port del Comte, 7 centímetros de grosor. En cambio, el mes se despidió con una ola de calor difícil de soportar, la más extensa e intensa desde que hay registros. Se llegó a una máxima récord de 43,8 grados en Alcarràs (Lleida). Tras esta ola de calor, había una masa de aire de origen africano que ha traído arena del Sáhara y ha ayudado a superar los niveles de contaminación por micropartículas. Los días más calurosos fueron el 28 y el 29. 43 grados de diferencia entre principios y finales de junio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs