MENÚ
miércoles 19 junio 2019
13:12
Actualizado

Cataluña alcanzará los 8 millones de habitantes en 2030, un 25 % de ancianos

La inmigración permitirá sobrellevar la natalidad negativa de los catalanes, con más defunciones que nacimientos

  • La esperanza de vida aumentará hasta los 88 años
    La esperanza de vida aumentará hasta los 88 años /

    La Razón

Barcelona .

Tiempo de lectura 2 min.

22 de mayo de 2019. 21:12h

Comentada
David J. Fernández Barcelona . 22/5/2019

Todo el mundo, de una determinada edad, ya, tiene grabado en la retina aquella campaña de «som sis milions» que el gobierno de Jordi Pujol puso en marcha para crear una suerte de conciencia de país. El éxito fue rotundo y las camisetas se multiplicaban por las calles. Eran los años 80 y esas cifras quedaron atrás hace mucho tiempo. Hasta el punto que Cataluña alcanzará los ocho millones de habitantes en 2030 gracias, en buena medida, a la inmigración. No en vano, la natalidad de los autóctonos seguirá en cifras negativas, con más muertes que nacimientos. Es decir, un 22,3 % de los catalanes tendrá más de 65 años, con un sobreenvejecimiento considerable de los de más edad. Así se desprende de la última proyección demográfica elaborada por el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat), que ayer presentó el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

La esperanza de vida en Cataluña aumentará hasta los 88 años para las mujeres y los 83,2 años para los hombres en 2030, frente a los 86,3 años para ellas y los 80,8 años para ellos de 2016. Para el vicepresidente, este aumento de los años de vida conlleva retos como el de asegurar que el sistema público de salud da cobertura y existen políticas públicas para un envejecimiento digno: “Viviremos más años pero tenemos que vivir mejor y más años con toda la dignidad”. También señaló que se tendrá que “seguir reflexionando” sobre la sostenibilidad futura del sistema público de pensiones, y ha subrayado que estas cuestiones se tienen que abordar no solo desde el Govern sino desde las administraciones locales, la del Estado y las instituciones europeas. El crecimiento de la esperanza de vida también implicará que la población de 65 años y más continúe aumentando, tal y como ha hecho de manera progresiva y constante en las últimas décadas, y esta parte de la población representará el 22,3% del total en 2030 y el 29,8% en 2060.

La población activa -de 16 a 65 años- aumentará ligeramente, fruto de los saldos migratorios previstos, y pasará de 4,863 millones de 2018 a 5,088 millones en 2030, superando el máximo histórico registrado en 2009, que fue de 5,022 millones. Por otra parte, los nacimientos aumentarán levemente, pasarán de 1,37 hijos por mujer en 2018 a 1,51 hijos por mujer en 2030, sin embargo, los fallecimientos aumentarán y, por primera vez desde que el Idescat tiene constancia, se producirá un crecimiento negativo.

El Idescat ha proyectado que la mayoría de comarcas ganarán población a medio plazo y prevé que en tres de cada cuatro comarcas la población será superior en 2030, con el liderazgo de las comarcas del litoral de Barcelona.

Últimas noticias