MENÚ
lunes 21 octubre 2019
06:57
Actualizado

Cataluña estrena un impuesto para los coches que contaminan: de 7 a 128 euros anuales

El nuevo tributo se estrenará en 2020, con la Zona de Bajas Emisiones y afectará a 3,6 millones de vehículos

  • El Eixample, Urquinaona, Lesseps y la Estació del Nord son las zonas de Barcelona donde se respira peor aire
    El Eixample, Urquinaona, Lesseps y la Estació del Nord son las zonas de Barcelona donde se respira peor aire
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de octubre de 2019. 17:54h

Comentada
Montse Espanyol Barcelona. 11/10/2019

A través de una operación matemática que ha tenido en cuenta parámetros como el tipo de carburante, la cilindrada, la potencia, la masa o la antigüedad de un vehículo, el Barcelona Supercomputing Center ha calculado el importe del nuevo impuesto con el que la Generalitat gravará a 3,6 millones de vehículos según la cantidad de CO2 que emitan. Con esta nueva medida para combatir la contaminación y el cambio climático, Cataluña se convierte en la primera Comunidad Autónoma en estrenar un impuesto que penaliza a los coches por emitir gases contaminantes.

El Govern está ultimando todavía los detalles de este impuesto y en las próximas semanas le dará luz verde para que pueda cobrarse a partir de 2020. Pese a que los recibos tendrán como fecha el 31 de diciembre de 2019, los cobros no llegarán hasta noviembre de 2020.

El impuesto funcionará de una forma algo similar al de la renta. Los vehículos que estén registrados en le Dirección General de Tráfico (DGT) el 31 de diciembre de este año, pagarán el tributo once meses después.

Los primeros en pagar serán los turismos y las furgonetas. Las motos pagarán a partir de 2021 y, por ahora, los camiones quedan exentos. Habrá diferentes tramos. El que más CO2 emita pagará más. Los que liberen menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro estarán exentos el primer año. Pero a partir de 2020, cambiarán las cantidades a pagar porque entrará en vigor una normativa en Europa más exigente contra la contaminación. Entonces, los únicos vehículos que se librarán del impuesto serán los que emitan menos de 95 gramos de CO2 por kilómetro.

Para saber cuánto emite cada vehículo hay que mirar su ficha técnica. Pero los vehículos más antiguos no disponen de esta información. Y ahí ha entrado en juego el trabajo del supercomputador para cuantificar cuánto contamina un vehículo.

La tabla queda así. Los vehículos que amitan hasta 119 gramos de CO2 por kilómetros no pagarán nada el primer año y pasarán a pagar 7 euros en 2020. Los que emitan 140 gramos por kilómetro pagarán 11 euros el primer año y 34,5 a partir de 2020. Los todoterrenos y similares que emitan 170 gramos por kilómetro pagarán 32 euros primero y 66,5 euros a partir del segundo año. Y los turismos y furgonetas que contaminen más de 218 gramos por kilómetros pagarán 76 euros en 2020 y 128 en 2021. Para la Generalitat será el impuesto propio más importante.

El peor aire de Barcelona se respira en Lesseps, Urquinaona, el Eixample y Estació del Nord

La contaminación en Barcelona va por barrios. Lo está estudiando el ICTA (Instituto de Ciencias y Tecnología Ambientales de la UAB). A través de diversas estaciones analiza el dióxido de carbono y el metano en diferentes puntos de la ciudad. También los niveles de CO2 que se respira al lado de las escuelas. A falta de publicar los resultados. Las plazas Lesseps, Urquinaona, el Eixample y la Estación del Nord son los puntos con más contaminación. La plaza del doctor Andreu tiene el aire más limpio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs