MENÚ
viernes 23 agosto 2019
18:42
Actualizado

El PSPV recrimina al PP el retraso en implantar el impuesto a los bancos

  • El conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, ayer en Les Corts
    El conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, ayer en Les Corts

Tiempo de lectura 2 min.

19 de noviembre de 2013. 22:01h

Comentada
19/11/2013

El debate de las enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat suele ser bastante previsible. La oposición presenta enmiendas a la totalidad y el PP las rechaza. Pero es cierto que de algunos alegatos de los socialistas, Compromís y EU suelen desprenderse datos a tener en cuenta, aunque hay que decir que la participación de la diputada de Compromís Mireia Mollà ayer dejó bastante que desear, con poca información y un gesto totalmente prescindible al conseller de Hacienda.

El diputado del PSPV Francisco Toledo reprochó al Consell que no aprobara el impuesto a los depósitos bancarios cuando su partido lo propuso hace dos años, de forma que se habrían ahorrado 460 millones de euros. Además, aseguró que ahora no se sabe si se podrá recaudar, por lo que los 230 millones de euros previstos en las cuentas en concepto de este ingreso son «ficticios».

Lo mismo sucede, según el socialista, con los impuestos de Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, que también fueron recuperados por el Gobierno valenciano después de que la oposición lo solicitara. Según Toledo, en este caso se habrían ahorrado 1.000 millones de euros de haber aceptado la propuesta del PSPV.

Para la portavoz de EU, Marga Sanz, uno de los gastos más sangrantes que existen en los Presupuestos es el del Servicio de Deuda, es decir, los intereses. Subrayó que hasta al final de la legislatura se habrán gastado 4.200 millones de euros en pagar intereses de deuda, más que el presupuesto de Educación de un año, destacó.

Además, preguntó al responsable de Hacienda, Juan Carlos Moragues, qué hará para recortar hasta el uno por ciento de déficit en 2014 si este año se cierra con un exceso de gasto cercano al dos por ciento. Ello supondría un ajuste de 1.000 millones de euros, por lo que interrogó a Moragues acerca de cómo lograría un recorte tan importante.

El PP, por su parte, defendió las cuentas presentadas por Moragues y afeó a la oposición que realicen «críticas vacías» sin ninguna propuesta. «Lo bien cierto es que los únicos presupuestos que se han presentado hoy aquí son los del PP», dijo el diputado popular, Rubén Ibáñez.

Tras el debate de las enmiendas, los diputados votaron a las candidaturas presentadas por el PP, por una parte, y por los grupos de la oposición, por otra, para cubrir las cinco vacantes en el Consejo de RTVV. Ninguna opción logró la mayoría requerida, es decir, tres quintos de la Cámara, por lo que la votación se repetirá mañana en segunda vuelta, cuando solo es necesaria mayoría absoluta.

Últimas noticias