MENÚ
viernes 23 agosto 2019
03:30
Actualizado

Carmena deja una «happy hour» para los delincuentes

  • Varios agentes se dirigieron anoche a fichar a la Unidad de Distrito de Fuencarral (una de las cinco subinspecciones que hay) durante el cambio de turno
    Varios agentes se dirigieron anoche a fichar a la Unidad de Distrito de Fuencarral (una de las cinco subinspecciones que hay) durante el cambio de turno

Tiempo de lectura 4 min.

22 de octubre de 2015. 02:27h

Comentada
22/10/2015

Los agentes de Policía Municipal de Madrid están al límite. La última «idea» implantada por el equipo de Gobierno de Manuela Carmena les parece un «auténtico disparate», «inviable» con los medios que tienen e «inútil» porque no mejora el servicio al ciudadano. Es más, empeora hasta el punto de que dejan, literalmente, algunos distritos de la capital sin patrullas durante aproximadamente una hora y media por la noche.

La instrucción consiste en que los policías del turno de noche tengan que pasar lista en las subinspecciones establecidas por cada distrito. Esto significa que los agentes del turno de noche, después de fichar en su puesto (en la Unidad Integral de Distrito a la que estén destinados), tienen que desplazarse a pasar lista hasta la subinspección que les corresponda (que es otra Unidad Integral de Distrito, algo así como la unidad «capital» de varios distritos).

Es decir que todos los agentes del turno de noche de toda la capital tienen que acudir a una de las cinco subinspecciones que hay: Usera, Fuencarral, Villa de Vallecas, Barajas y Centro Norte. Tienen que ir hasta allí con los coches patrulla o andando, esperar a que lleguen todos los compañeros del turno y aguardar a que se les encomiende el servicio del día. La orden, firmada por el inspector jefe Francisco Caletrio, empezó a funcionar el pasado día 19 y ya ha recibido un aluvión de críticas por parte de los policías.

El portavoz del sindicato mayoritario dentro de la Policía, CPPM, Julián Leal, asegura que «tendría sentido si los agentes de noche tuvieran en cada subinspeccicón su lugar de fichar y su taquilla». Lo contrario supone no sólo una pérdida de tiempo sino una imprudencia por lo siguiente: los agentes del turno de noche entran a las 22:00 horas y los del turno de tarde salen a las 23:00. Precisamente se solapan una hora para que nunca quede la calle sin atender. Ahora, los agentes de noche fichan en su Unidad y acuden a la subinspección a pasar lista, por lo que se desplazan en los coches, patrulla (o andando en algunas ocasiones). ¿Qué ocurre? Pues, según CPPM, que al haber pocos coches dejan sin patrullas a los compañeros del turno de tarde. Así, entre las 22:00 horas y las 23:30 horas aproximadamente, cuando éstos regresan de pasar lista, no hay «ninguna patrulla disponible para atender ni siquiera un accidente con heridos, hecho que nos parece gravísimo», sostiene Leal.

Ésta es la principal queja de los agentes pero no el único aspecto que afecta de manera negativa al ciudadano. Si el agente que entra de noche está haciendo la nueva gestión en la subinspección y entra un aviso a las 22:45, lógicamente lo asume el compañero del turno de tarde. Eso sí, como seguramente acabe más tarde de su hora, tendrá que pasar la hora extra, lo que supone cientos de horas extras cada noche a pagar, en última instancia, por el ciudadano de Madrid. «Todo ello gracias al empecinamiento del Director General de la Policía Municipal»–Andrés Serrano–, según denuncia el portavoz de CPPM.

«Por ejempo, un agente de Retiro llega allí, se cambia, ficha y se tiene que ir hasta la Unidad Integral de Villa de Vallecas, donde pasarán lista». Otros que también se han quejado son los de la calle Montera, que tienen que ir hasta la Unidad de la plaza de Soledad Torres Acosta, andando ida y cuelta sólo por este motivo.

Por otro lado, esos desplazamientos suponen un gasto de combustible que repercute en el madrileño, así como la contaminación mediomabiental que supone. «Esperamos que ahora en adelante se preocupen de los verdaderos problemas que afectan al Cuerpo y dejen de hacer experimentos que lo único que hacen es desestabilizar a la plantilla y complicar lo que hasta ahora venía funcionando», concluyen desde CPPM.

Últimas noticias