MENÚ
viernes 17 agosto 2018
23:02
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Estafa en Primark: Una entrevista por 10 euros

La última novedad en timos utiliza el nombre de la cadena irlandesa. Al menos media docena de víctimas pagaron por una entrevista de trabajo falsa el lunes

  • El local de Gran Vía, 32 es el más grande de esta firma en España
    El local de Gran Vía, 32 es el más grande de esta firma en España

Tiempo de lectura 4 min.

09 de febrero de 2018. 06:02h

Comentada
Laura L. Álvarez 9/2/2018

ETIQUETAS

Es tan grande y tiene tanto nombre que es el gancho perfecto. Con la cantidad de cajas para pagar que hay en el Primark de Gran Vía (más de un centenar), ¿quién va a dudar de que necesiten gente? Eso pensaron una decena de jóvenes el pasado día 4 de febrero, cuando vieron una oferta de empleo en este sentido.

Se publicitaba a través de «Corner Job», una aplicación que se puede bajar al teléfono móvil o cualquier dispositivo electrónico y que sirve para buscar trabajo.

Uno de los que «clicaron» en la propuesta era Ramón, un joven de 20 años interesado en este puesto de trabajo. Eran aproximadamente las 12:00 horas del pasado domingo cuando realizó la solicitud y a los pocos minutos recibió, desde la misma aplicación, un mensaje en el que le comunicaban que había sido «preseleccionado» para el puesto. Además, le facilitaron un número de teléfono y le indicaron que debía contactar con ellos a través del mismo.

Ramón, sin sospechar nada extraño en la oferta de empleo y creyendo siempre que se trataba del personal de Recursos Humanos de la citada marca, decidió contactar con ellos a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp. Los supuestos responsables de Primark, a la postre estafadores, no tardaron mucho en contestar a la «víctima» de su engaño. Enseguida se encargaron de hacerle saber –todo a través de WhatsApp– que, efectivamente, él había sido uno de los candidatos preseleccionados al puesto de trabajo en el céntrico comercio madrileño. De hecho, para pasar a la fase de la entrevista personal debía presentarse al día siguiente (este lunes pasado, 5 de febrero) en la segunda planta del Primark situado en el número 32 de Gran Vía. Allí se llevaría a cabo la «selección final» del personal requerido. Todo parecía normal.

Los investigadores sostienen que los autores de esta estafa saben jugar bien con los tiempos, ya que no dejan demasiado tiempo para que la víctima piense demasiado o lo comente con más gente que le haga dudar del asunto y echarse para atrás o, lo que es peor, poner en conocimiento de la Policía el posible engaño. Por eso quedaron de un día para otro y el enclave elegido era en un sitio tan conocido y poco sospechoso como este local, posiblemente el que más afluencia de público puede concentrar gracias a su inmejorable ubicación.

«Paysafecard»

El único requisito que le solicitaron a Ramón (así como al resto de víctimas) era presentarse a las
12:15 horas en esta segunda planta con el DNI y un ticket «paysafecard» (mediante una plataforma de pago por internet) de 10 euros que «confirme la asistencia».

A pesar de lo extraño del requerimiento, Ramón, al igual que el resto de víctimas de la estafa, accedieron a hacer este pago. Según explicaban en el mismo mensaje, el abono se podía hacer desde cualquier gasolinera BP o Repsol o, incluso, desde cualquier locutorio de barrio que tuviera este servicio prepago.

El único requisito era pedir un ticket una vez hecho el abono para enviarlo posteriormente al teléfono desde el que los estafadores se ponían en contacto con sus víctimas.

Y como el supuesto o supuestos autores de la estafa estaban preparados para responder cualquier pregunta o contratiempo que pudiera surgir, ya habían advertido a los aspirantes a este puesto de trabajo de que esta cantidad de dinero sería reembolsada al día siguiente, en el momento que tuviera lugar la entrevista presencial, independientemente de que se consiguiera o no el puesto de trabajo «siempre que se presentase el DNI».

Al no tratarse de una cantidad de dinero elevada, no provocó el recelo de las víctimas, que, debido a su juventud, no tuvieron reparo en acceder a pagar los 10 euros por el novedoso sistema electrónico.

La sorpresa llegó al día siguiente. Al principio, a nadie le pareció raro ver que en la segunda planta del Primark de Gran Vía había otros aspirantes a la oferta de empleo. Todos con el DNI y el ticket «paysafecard» en al mano. Sin embargo, pronto se percataron de que todo se trataba de un engaño. Así se lo hicieron saber los responsables del centro comercial, al tiempo de que animaron a los jóvenes a denunciar los hechos, al igual que hizo la propia empresa afectada, según explicaron ayer a este diario fuentes policiales. Y es que los estafadores hicieron uso, de forma totalmente consciente, del nombre de la marca y lo céntrico del lugar de encuentro para transmitir fiabilidad a sus víctimas.

Hasta la comisaría de Centro, en al calle Leganitos, llegaron media docena de afectados, la mayoría en torno a los 20 años, según fuentes policiales. El atestado policial se encuentra abierto en esta sede policial y no descartan ampliarlo con nuevas denuncias de afectados.

Hasta el momento, no se tiene conocimiento de a cuánto podría ascender el importe de la estafa porque la mayoría de los denunciantes aseguran haber ingresado sólo 10 euros pero podría haber más víctimas. Y es que no se descarta que los mismos autores hayan hecho lo mismo con otras falsas ofertas de empleo y desde otras terminales móviles, un extremo que deberán investigar.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs