MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
02:37
Actualizado
  • 1

Madrid, favorita para la Davis

El nuevo formato de la competición liderado por Piqué se estrenaría con la capital como sede en 2019. Los partidos, en pista dura, se jugarían en la Caja Mágica y en el WiZink Center.

  • Rafa Nadal y Marc López, en una eliminatoria de la Davis celebrada en Madrid. En 2019 la superficie sería pista dura. Foto: Efe
    Rafa Nadal y Marc López, en una eliminatoria de la Davis celebrada en Madrid. En 2019 la superficie sería pista dura. Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2018. 08:05h

Comentada
Mariano Ruiz Díez Madrid. 22/8/2018

La continuidad del Mutua Madrid Open en la capital, con quien tiene contrato hasta 2021, sigue sin confirmarse, pero la primera edición de la nueva Copa Davis impulsada por Gerard Piqué y que se disputará en 2019 está muy cerca de recalar en Madrid. La aprobación del nuevo formato ideado por el Grupo Kosmos en la Asamblea de la Federación Internacional de Tenis (ITF) celebrada la pasada semana en Florida, con un apoyo del 70 por ciento de los votos, y el decidido respaldo desde la Federación Española (RFET) han situado a Madrid como gran favorita para acoger el torneo que celebrará su primera edición en 2019 y contará con 18 países. El anuncio de la sede podría realizarse días antes de la celebración de las semifinales de la presente edición, que enfrentarán a Francia y España y Croacia y Estados Unidos del 14 al 16 de septiembre.

En los primeros planes de la ITF aparecían Madrid y Lille, ciudades pertenecientes a dos de los cuatro países semifinalistas, como candidatas, pero la capital de España ha tomado la delantera antes de la celebración de la eliminatoria por el abierto apoyo de la RFET. La Copa del Mundo se disputará en pista dura y la cantidad de instalaciones con que cuenta Madrid, lideradas por la Caja Mágica y el WiZink Center, parecen haber convencido a la Federación Internacional. España, como uno de los semifinalistas de este año, ya es una de las cuatro selecciones clasificadas para la próxima edición.

El torneo, que se disputará en pista dura, tendría un coste para la ciudad de diez millones de euros, que están dispuestos a sufragar las dos administraciones implicadas, Comunidad y Ayuntamiento a partes iguales. Y es que la repercusión de un evento como este, con la presencia de los mejores jugadores del mundo durante una semana, está tasado por encima de los 200 millones de euros.

La nueva Copa del Mundo tendrá una ronda de clasificación en febrero en la que competirán 24 equipos en busca de 12 plazas directas. El resto de selecciones serían las cuatro semifinalistas de la edición anterior y dos invitaciones que se reserva la Federación Internacional. El torneo se celebraría del 18 al 24 de noviembre con seis grupos de tres equipos que se enfrentarían en el formato de todos contra todos en dos partidos individuales y uno de dobles al mejor de tres sets. Los seis líderes de grupo y los dos mejores segundos alcanzarían los cuartos de final, que se jugarán el viernes. Las semifinales y la final se disputarían el sábado y el domingo, respectivamente. Los dos peores países de la primera fase perderán la categoría y el resto que no llegue a semifinales tendrá que participar en la ronda de clasificación de febrero del año siguiente.

La repercusión entre los jugadores sobre el nuevo formato de la competición ha sido mayoritariamente positiva. Rafa Nadal, que siempre se ha mostrado encantado con la posibilidad de disputar un torneo por naciones facilitando el calendario de los jugadores, y Novak Djokovic lideran a los tenistas más entusiasmados con el proyecto. «Cuando una cosa no funciona a la perfección hay que buscar soluciones y hace años que esto es así. Es una buena iniciativa que puede funcionar, ojalá tenga éxito», ha comentado Nadal. Los tenistas llevaban años presionando a la Federación Internacional para que la Copa Davis cambiara. La razón fundamental era el exigente calendario y las complicadas fechas en las que se disputaban las eliminatoria, siempre después de un «Grand Slam». Han sido habituales eliminatorias en las que de los diez primeros jugadores de la ATP apenas participaban una o dos raquetas.

Pero hay otros como Roger Federer o Feliciano López que no se han mostrado tan ilusionados. «La Copa Davis nunca será lo mismo para la próxima generación, que que la Federación Internacional de Tenis haya involucrado a los jugadores es una buena noticia. Estoy totalmente a favor de la innovación y les doy una oportunidad en cierto sentido. Será interesante ver cómo va a funcionar», asegura el suizo. «Feli» no es tan optimista: «Me alegro por el apoyo de Kosmos y Piqué al tenis. Es un debate largo, pero es más que evidente que hemos perdido la esencia de la Copa Davis, que por cierto es mi competición favorita».

El presidente de la ITF, David Haggerty, ha sido uno de sus grandes impulsores y cree que este cambio de rumbo permitirá maximizar el «enorme potencial de la competición y elevarlo a nuevos estándares». «Este nuevo evento creará un verdadero festival de tenis y entretenimiento que será más atractivo para los jugadores, los aficionados, los patrocinadores y los medios. Además, los nuevos ingresos que generará el evento tendrán un efecto transformador en el desarrollo del tenis en todo el mundo. Nuestra misión es asegurar que esta decisión histórica beneficie a la próxima generación de jugadores», afirma Haggerty. Y todo ello con Madrid como más que probable primera sede.

Últimas noticias