MENÚ
sábado 19 octubre 2019
20:12
Actualizado

Perpetran tres alunizajes seguidos en una misma noche en Alcorcón

Los delincuentes actuaron en tres naves del polígono industrial de Ventorro del Cano.

  • Los cacos destrozaron el cierre de Gastronomía madrileña en la calle Chinchón, 11 del polígono
    Los cacos destrozaron el cierre de Gastronomía madrileña en la calle Chinchón, 11 del polígono

Tiempo de lectura 2 min.

31 de mayo de 2017. 03:57h

Comentada
Laura L. Álvarez 31/5/2017

Un Seat León negro con matrícula terminada en DJY lleva varios días dando palos por toda la Comunidad de Madrid. La noche del domingo al lunes escogieron la localidad de Alcorcón, concretamente en polígono industrial de Ventorro del Cano, dentro del término municipal de Alcorcón pero, en realidad, más cercano al caso urbano de Boadilla del Monte.

Según fuentes cercanas al caso, una moto señalaba primero qué objetivos atacar y el resto de la banda actuaba con el coche, empotrándolo contra cierres metálicos.

En esta ocasión contaban con el gran aliciente de encontrarse fuera del caso urbano, por lo que ningún vecino pudo escuchar nada ni, por tanto, avisar del estruendo que suele provocar este método del robo con fuerza.

Lo extraño del caso son los sitios escogidos para actuar, ya que ninguno parecía que pudiera tener importantes cantidades de dinero en efectivo ni de material valioso para revender.

Los cacos trataron de entrar por el método del alunizaje, según fuentes policiales, en un local de gastronomía madrileña. Está situado en la calle Chinchón, 11.

Los delincuentes finalmente no entraron a la nave, probablemente porque no consiguieron romper del todo la entrada. Sí entraron, sin embargo, en al calle Colada de Pozuelo, 11, en el mismo polígono industrial. Allí hay una sede de Assistance Express. Se llevaron, según un portavoz, las llaves de un coche (no el vehículo) y dos cascos de moto. Es otro lugar que ha extrañado a los agentes policiales, así como los propietarios. «Aquí no hay dinero en efectivo porque trabajamos con compañías. Sólo hay vehículos averiados», explica.

Las llaves del coche que se llevaron estaba aparcado en la puerta, pero no se lo llevaron. También estaban los cajones revueltos. Pero sin duda, lo que más daño ha causado son los destrozos de la puerta, que no bajan de los 6.000 euros.

La banda de aluniceros «amateur», a juzgar por el nivel de sus golpes, se dirigieron más tarde a pocos metros porque gozaban de la nula presencia policial y ningún vecino que se percate de nada. Así, entraron en el número 65 de la calle Loeches. Allí hay una emisora local, Moebius School de Loca FM y accedieron a su interior ayudándose de mazas. Sí lograron entrar, pero se desconoce el valor de lo sustraído, según explicó ayer un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El fin de semana anterior también entraron en al menos otra nave de este polígono industrial de Alcorcón, situado entre la Ciudad Financiera del Santander y la Ciudad de la Imagen.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs