MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
17:23
Actualizado
  • 1

Un miembro del Comisionado de Memoria denuncia su «utilización» por parte del Ayuntamiento

Critica la decisión del homenaje único a las víctimas republicanas en el cementerio de La Almudena

  • Manuela Carmena, junto a Francisca Sauquillo, ayer, en la Casa de la Villa / Rubén Mondelo
    Manuela Carmena, junto a Francisca Sauquillo, ayer, en la Casa de la Villa / Rubén Mondelo

Tiempo de lectura 2 min.

16 de junio de 2018. 05:34h

Comentada
J.V. Echagüe 16/6/2018

Dos años después, el Comisionado de Memoria Histórica ha finalizado su trabajo. Lo hizo ayer con la presentación de un libro en el que recoge todas las actividades de este órgano consultivo, presidido por Francisca Sauquillo, y nombrado por Manuela Carmena con el objetivo de aplicar en la capital la Ley de Memoria Histórica. Pero lo hizo también evidenciando la falta de consenso en un punto: el memorial de las víctimas que perdieron la vida en el Cementerio de La Almudena –entonces el Cementerio del Este– entre los años 1936 y 1941. Después de constatar que, de las 3.000 personas que fueron asesinadas en el camposanto, unas 300 eran chequistas y torturadores, el Comisionado se decantó por recomendar un doble homenaje conjunto, sólo con un código QR por el cual se podría consultar el listado a través del móvil, y en el que deberían estar también las víctimas del «terror rojo» ejercido por el Frente Popular entre 1936 y 1939. Este jueves, el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, ya adelantó que se llevaría a cabo un único monumento pero con los nombres inscritos en mármol de las víctimas asesinadas a manos de los partidarios del bando franquista. Ayer, durante la presentación, Manuela Carmena incidió en este punto: «Los nombres de los asesinados entre 1939 y 1942 son clave y deben aparecer», afirmó, aunque también dijo que llevaría este debate al Pleno y que se tendrían en cuenta los estudios sobre las víctimas pertenecientes al bando nacional. Con todo, la decisión sobre el memorial ya se aprobó en un Pleno anterior, concretamente el del 28 de febrero.

Muy crítico con la postura del Ayuntamiento se mostró Andrés Trapiello, escritor y miembro del Comisionado. Tras la rueda de prensa, afirmó que, él al menos, se siente «utilizado» por el Consistorio, después de que la decisión del doble memorial por parte del Comisionado fuera «unánime», sobre todo tras probar que se encontraban chequistas entre los homenajeados. Por todo ello, considera que este Comisionado, más que disolverse por decisión propia, «ha sido disuelto» por parte del Ayuntamiento.

Saquillo, por su parte, afirmó no sentirse «desencantada» con su trabajo. «Las unanimidades son malas», sentenció.

Últimas noticias