MENÚ
domingo 13 octubre 2019
19:13
Actualizado

Vox, en territorio okupa: "No pueden recibir ayudas"

Monasterio culpa a la Comunidad de «no cumplir con su deber de vigilancia» en el edificio de Vallecas.

  • Rocío Monasterio y José Luis Ruiz Bartolomé visitaron ayer un bloque de Vallecas en el que viven 150 okupas ilegales. Foto: LUIS DÍAZ
    Rocío Monasterio y José Luis Ruiz Bartolomé visitaron ayer un bloque de Vallecas en el que viven 150 okupas ilegales. Foto: LUIS DÍAZ

Tiempo de lectura 4 min.

19 de septiembre de 2019. 00:53h

Comentada
Andrea Garrote.  19/9/2019

La portavoz de Vox de la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, visitó ayer, junto con diputados de Vox en la Cámara regional, a los vecinos afectados por los okupas del bloque de la calle Embalse de El Vellón 2, de Vallecas. Allí estuvieron también vecinos de la zona, así como comerciantes y representantes de la Asociación Ensanche de Vallecas Este.

El diputado de Vox José Luis Ruiz Bartolomé aseguró que el partido ha registrado en el Parlamento madrileño una proposición no de ley, en la que pide un programa de rehabilitación del edificio con el fin de consolidar la parte Este del Ensanche de Vallecas «para que sea un barrio más integrado en la sociedad y no una zona periférica de arrabal». Del mismo modo, Vox ha preparado una batería de iniciativas y ha solicitado la comparecencia del consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez.

Monasterio aseveró durante su visita que, a pesar de que el edificio sea de la Comunidad de Madrid, ésta, «ha dejado de cumplir con su deber de vigilancia», así como de garantizar que los propietarios de estas viviendas que han accedido a un piso que necesitaban puedan vivir en ellos con tranquilidad. Según Monasterio «los okupas no pueden ser los que reciban una vivienda social cuando hay muchos españoles esperando para recibir una. Además, creemos que aquel que ha sido okupa no puede luego tener derecho a recibir ayudas porque eso es premiar a alguien que ha atacado diariamente la propiedad privada y no cumple con las reglas básicas del civismo».

La portavoz también ha hablado con algunas madres del vecindario, las cuales le han confirmado que sus hijos no pueden salir al parque, ya que son «represaliados» por los propios okupas del edificio. «Los niños están dentro de casa encerrados porque las madres no se atreven a dejarles salir a la calle, porque los mismos okupas que tienen de vecinos les atacan». Asimismo constató que en este edificio, en el que hay una ocupación ilegal de 150 personas respecto a las 245 del edificio, hay propietarios que se van de vacaciones y cuando vuelven a su piso, lo tienen ocupado y, al haber pasado 24 horas, no pueden hacer nada. Uno de los vecinos del bloque manifestó a LA RAZÓN su descontento ante la situación que están viviendo actualmente: «Un okupa se mete y no paga nada, al revés, destrozan las ascensores y el suelo. Los vecinos tienen que estar luchando contra ellos, cuando tendrían que ser los policías. Nosotros lo único que queremos es vivir tranquilos como Dios manda».

Pero no todos los vecinos son de la misma opinión. Algunos de ellos aseguraron a LA RAZÓN que en esta zona «hay problemas, como en todos los barrios de Madrid, pero la basura también está en La Moraleja». Los propietarios denuncian que hace por lo menos cuatro años hay pisos de este bloque que se encuentran deshabitados: «La culpa es del Ivima porque se dejan pisos vacíos y, si de verdad hay gente necesitada, que los den con urgencia. Vienen familias que tienen hijos y, al verse en la calle, se meten».

Últimas noticias