MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
05:29
Actualizado

La Región queda anegada tras el peor temporal en tres décadas

La gota fría paraliza a toda la comunidad y mantiene en vilo a los efectivos policiales ante una madrugada y un viernes que podrían ser todavía más virulentos

  • Voluntarios de protección civil trasladan a un hombre en silla de ruedas tras las intensas lluvias esta tarde en el barrio de Runes, Blanca
    Voluntarios de protección civil trasladan a un hombre en silla de ruedas tras las intensas lluvias esta tarde en el barrio de Runes, Blanca /

    Marcial Guillén / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

12 de septiembre de 2019. 20:19h

Comentada
Antonio G. Valenzuela Murcia. 13/9/2019

La jornada de ayer pasará a la historia de la Región de Murcia por ser una de las más duras desde hace, al menos, tres décadas. Las intensas precipitaciones que anegaron durante todo el día las carreteras, centros de salud, colegios y barriadas provocaron el cierre de más de una treintena de carreteras, el desbordamiento del canal del Tajo-Segura a su paso por Molina y de diversas ramblas en todo el territorio, la evacuación de más de 80 personas de un barrio del municipio de Blanca, la suspensión de las clases en colegios e institutos y los exámenes de Selectividad y la parálisis del tráfico de los trenes de Adif.

«Lo peor está por llegar», manifestó ayer el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Murcia, Juan Esteban Palenzuela, indicando que durante la madrugada y la jornada de hoy las precipitaciones y las rachas de viento podrían ser incluso más virulentas.

Después de que el pasado miércoles se elevara la alerta a nivel rojo de riesgo por primera vez en la historia de la Comunidad en todo el territorio murciano, efectivos de Protección Civil y los diferentes agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pusieron en marcha un dispositivo especial para intentar minimizar los efectos del fuerte temporal.

Pero pese a los esfuerzos, municipios como Molina de Segura y Cieza tuvieron que ser intervenidos por los agentes locales que evacuaron a diversos vecinos de sus domicilios situados en zonas de huerta y trasladarlos a albergues y centros adaptados de forma excepcional.

De hecho, más de medio centenar de personas fueron rescatadas tras quedar atrapadas en sus vehículos por el agua, o en sus domicilios por quedar inundados, sin que ninguna de ellas precisara asistencia médica.

«Es la tormenta más importante que ha vivido la Región de Murcia de los últimos 30 años». Así lo detalló al consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, quien hizo un llamamiento a la población para que se evitara salir de casa en la medida de lo posible.

«A veces no llueve tanto y se nos acusa de alarmistas, pero las decisiones no se toman a la ligera, y la Aemet realizó previsiones que indicaban que las lluvias podrían superar los niveles torrenciales».

Coordinación regional

La situación fue tal, que a primera hora de la tarde se llevó a cabo una reunión de coordinación entre los representantes de las administraciones estatal y regional, en la que el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, advirtió de que existía especial riesgo en zonas como Santomera y Beniel, por el posible desbordamiento del río si continuaban las fuertes lluvias, tras registrar hasta 70 litros por metro cuadrado en apenas una hora.

«Son las zonas que más nos preocupan por su cercanía al cauce del río Segura, que podría sufrir un desbordamiento durante la madrugada, según las previsiones meteorológicas».

Asimismo, elevó la alerta a áreas del Guadalentín, entre Lorca y Puerto Lumbreras, así como a los municipios del Mar Menor y el Campo de Cartagena. «Es mejor pasarse de exceso de precaución y tomar medidas preventivas que tener que actuar a última hora».

Incidencias

Según los datos emitidos por el Centro de Coordinación de Emergencias 112, hasta las 19:00 horas atendió un total de 986 llamadas que supusieron la gestión de 866 incidencias relacionadas con las lluvias. De hecho, Emergencias activó el nivel 2 de la fase de emergencia del Plan Especial de Protección Civil ante el riesgo de Inundaciones (Plan Inunmur), y solicitó al Estado la presencia militar.

De la misma manera, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) calificó de «espectacular registro» el obtenido en los pluviómetros, al contabilizar 259 litros por metro cuadrado en Orihuela (Alicante), 178 en Crevillente, 154 en Santomera y 135 en Cieza.

Ante esta situación, la CHS también decidió desaguar al máximo el azud de Ojós, el embalse regulador del trasvase Tajo-Segura, al encontrarse al 98 por ciento de su capacidad, por lo que se abrieron completamente las compuertas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs