El excéntrico yate de David Bowie ya está a la venta

El Caran es un portento de la navegación, una embarcación elegante con un diseño insólito y todas las comodidades para disfrutar del lujo en alta mar.

Lateral de la embarcación.
Lateral de la embarcación. FOTO: sns yacht charter

El impacto de la figura de David Bowie en la cultura musical y su impecable gusto son innegables, lo que se ha dejado ver en todas sus creaciones, también en su faceta como modista. Ahora, con la reciente puesta en venta de su yate por parte de Fraser Yachts, podemos volver a comprobar otro excelente ejemplo de excentricidad y diseño en esta joya náutica.

El Deneb Star, renombrado ahora como Caran, es un imponente yate de 128 pies que supera las expectativas de los amantes del sector. Construido específicamente para Bowie en 1977, los astilleros Benetti crearon una embarcación destinada al ocio en alta mar. Con la cuidada reforma en 2020, llevada a cabo por Simona Lamboglia, se buscó respetar la esencia del diseño original, pero incluyendo varios sistemas novedosos que acercaban este transporte a la nueva era tecnológica.

Caran desde arriba.
Caran desde arriba. FOTO: sns yacht charter

Listo para viajes familiares o entre amigos, este superyate tiene todos los detalles para agasajar a los pasajeros durante su estancia en alta mar. Entrando a su interior, nos enamoran sus 6 suites dobles, entre las que destaca la suite del armador, una estancia moderna con decoración atemporal y plagada de obras de arte. Este camarote se encuentra junto a un pequeño estudio en la cubierta principal del barco.

En la planta baja, la madera caoba se vuelve el material esencial y unificador de los diferentes camarotes. Cada suite cuenta con un mobiliario luminoso a medida que otorga elegancia a los espacios y equilibra los elementos tecnológicos con el diseño general del yate que se mueve entre lo tradicional y el arte pop, con detalles en fucsia.

Interior de la embarcación.
Interior de la embarcación. FOTO: Fraser Yacht

Además de las zonas privadas, el Caran cuenta con un espacioso salón en la cubierta principal que da acceso directo a una cocina completamente equipada en la que puede trabajar un chef a bordo. A esto se une el bar exterior en el que los pasajeros disfrutarán al aire libre de refrescantes cócteles mientras se deleitan con la tranquilidad del mar tumbados en sus hamacas o podrán refugiarse cómodamente en la zona de descanso.

Fraser Yachts, en su oficina de Palma, acaba de sacar al mercado esta estilosa embarcación por 5 millones de dólares. Una cifra elevada para entrar a formar parte de la élite que puede disfrutar de esta obra de la ostentación y el glamour en el mar.