Amaala, el lujo de la arquitectura llega a los clubes náuticos

HKS ha diseñado un espacio espectacular en Arabia Saudí para atender la demanda de los clientes más exclusivos del sector náutico. 8000 metros cuadrados de lujo en los que se entremezclan los espacios marinos con los terrestres.

Proyecto, zona superior del club náutico Amaala.
Proyecto, zona superior del club náutico Amaala. FOTO: HKS

El mar se convierte en el protagonista del innovador diseño del revolucionario club náutico Amaala. Este espacio se ha ideado como un punto de encuentro para los navegantes más selectos que atraquen sus embarcaciones en Arabia Saudí, todo ello enmarcado dentro del proyecto turístico Saudi Vision 2030, por el que el país plantea convertirse en líder de este sector a nivel mundial.

HKS ha concebido una imponente estructura de casi 8000 metros cuadrados, repartidos en cuatro plantas, que se situará dentro de la reserva natural ‘Príncipe Mohammad Bin’. Los diseñadores aseguran que el edificio estará en armonía con el entorno y sus singulares formaciones rocosas, haciendo posible una instalación moderna que se mimetizará con la naturaleza a través del uso de materiales locales.

Proyecto, exterior del club Amaala.
Proyecto, exterior del club Amaala. FOTO: HKS

La obra se presenta como un homenaje a la unión del hombre y el mar, una relación equilibrada, con una estructura completamente integrada en el puerto deportivo. Su llamativo exterior será el centro de atención de visitantes y curiosos, con una icónica fachada metálica que esconde un interior mucho más sencillo. En él destacan las llamativas terrazas voladizas que se entremezclan con el contorno recortado por la erosión de los acantilados de la zona.

El fabuloso club Amaala está pensado para convertirse en un espacio polivalente de los usuarios VIP, en el que los socios podrán descansar, llevar a cabo sus reuniones laborales en los espacios habilitados, divertirse en las zonas de ocio o participar en los eventos que seguro se celebrarán.

Proyecto, zona cubierta con cielo estrellado artificial.
Proyecto, zona cubierta con cielo estrellado artificial. FOTO: HKS

El acceso al interior del club se lleva a cabo a través de un inmenso arco que conduce a una plaza cubierta con un techo de espejos. Gracias a ello, se crea un cielo artificial que refleja las constelaciones impresas en el suelo de la estancia, un espacio perfecto para disfrutar de la grandiosidad del mar Rojo desde el interior del club.

Aunque la primera fase de esta obra no se espera que termine hasta 2024, ya son cerca de 1000 las personas que están trabajando en la obra, con un coste inicial de más de 5000 millones de riales saudís. Una inversión potente para un club náutico nunca antes imaginado.