Emirates y Dom Pérignon se unen para hacer del vuelo una experiencia llena de lujos

La aerolínea ofrece a algunos pasajeros de First Class la oportunidad única de disfrutar de una añada muy especial, el Plénitude 2, a bordo de determinadas rutas hasta finales de octubre.

Una pasajera saboreando una copa de champán en un vuelo.
Una pasajera saboreando una copa de champán en un vuelo. FOTO: Emirates

Algunos pasajeros de Emirates Airlines serán afortunados hasta finales de octubre. La condición obligatoria será que adquieran un billete en First Class para viajar y que después consulten con la propia web de la aerolínea asiática para comprobar que su asiento lleva consigo un premio extra. La recompensa no es baladí, ya que consiste en saborear uno de los champanes más refinados del mercado, el Plénitude 2 Vintage 2003 de Dom Pérignon, a bordo de determinadas rutas.

Tras casi 15 años de lenta maduración en las bodegas, la propia firma francesa describe la Plénitude 2 como «más amplia, más profunda, más larga, más intensa y dotada de una mayor longevidad». Los afortunados podrán saborear un festival de aromas y texturas que habla de plantas y de flores de lo más apetecibles. Y es que Plénitude 2 “ofrece una compleja espiral de aromas que se revelan con el tiempo en la copa. Primero la suavidad del tilo, luego una mineralización tostada, seguida de albaricoques y manzanas secas, junto con frambuesa e higo confitados. La verbena de limón, el romero y la pimienta blanca aparecen por un instante, seguidos de especias oscuras y raíz de regaliz. En la copa se desarrollan en un bouquet profundo y armonioso de tono mineral. Su paladar, vibrante pero generoso, potente y preciso con gran energía, conduce a un final persistente, especiado y salino”.

La botella de Dom Pérignon Vintage 2003 Plénitude 2 tiene un precio de venta al público de 510 euros.

Durante los últimos 16 años, Emirates Airlines ha invertido más de 1.000 millones de dólares en su programa de vinos, comprando caldos excepcionales lo antes posible para dejarlos madurar, permitiendo que expresen todo su potencial antes de servirlos a bordo.

La bodega de Emirates se encuentra en Francia y alberga actualmente 6,5 millones de botellas de vinos finos, algunos de los cuales no estarán listos para su degustación hasta 2035. Emirates ofrece actualmente 37 variedades diferentes de vinos y champanes franceses a bordo de sus aviones. Los vinos tintos de Burdeos de la Clase Business permanecen en la bodega de Emirates una media de 8 a 10 años, mientras que los reservados para la First Class solo se sirven una media de 12 a 15 años después de su compra. Emirates también cuenta con una colección de añadas que incluye Château Margaux 2004, Château Cos d’Estournel 2005 y Château Montrose 2005.