Así será la plantilla del hospital de pandemias de Madrid: un número variable de sanitarios y con un plan de incentivos

El Isabel Zendal no tendrá un número fijo de sanitarios: variará según las necesidades y tendrán un plan de incentivos. Las plazas vacías que dejen en otros centros se verán compensadas con refuerzos

Fachada del nuevo Hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, el Hospital Isabel Zendal, en la zona de Valdebebas, Madrid (España), a 22 de octubre de 2020. La construcción de este nuevo hospital se está tramitando con carácter de emergencia como consecuencia de la situación derivada del coronavirus y, si las obras siguen su curso, a primeros de noviembre las 1.000 camas del Isabel Zendal -así llamado en homenaje a la Enfermería-estarán disponibles para atender a pacientes de COVID-19.
22 OCTUBRE 2020
Óscar J.Barroso / Europa Press
22/10/2020
Fachada del nuevo Hospital de Emergencias de la Comunidad de Madrid, el Hospital Isabel Zendal, en la zona de Valdebebas, Madrid (España), a 22 de octubre de 2020. La construcción de este nuevo hospital se está tramitando con carácter de emergencia como consecuencia de la situación derivada del coronavirus y, si las obras siguen su curso, a primeros de noviembre las 1.000 camas del Isabel Zendal -así llamado en homenaje a la Enfermería-estarán disponibles para atender a pacientes de COVID-19. 22 OCTUBRE 2020 Óscar J.Barroso / Europa Press 22/10/2020Óscar J.Barroso Europa Press

El sábado quedarán finalizadas las obras del Hospital Enfermera Isabel Zendal que permitirá a la Comunidad de Madrid reforzar su lucha contra la pandemia del coronavirus y, una vez quede ésta superada, hacer frente a cualquier tipo de epidemia, emergencia o catástrofe que pueda surgir en un futuro. Comenzará, así, a partir del domingo la última cuenta atrás para que este centro abra sus puertas. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso busca abrirlo a lo largo del mes de noviembre y, para ello, ha comenzado a dar los primeros pasos de cara a la contratación de los sanitarios necesarios para su puesta en funcionamiento. Fuentes de la Consejería de Sanidad aseguran que este departamento está ultimando el Plan Funcional de Recursos Humanos para que el Hospital Isabel Zendal pueda empezar a recibir pacientes a la mayor brevedad.

Los médicos, enfermeros y demás profesionales sanitarios que se incorporen a este nuevo centro saldrán del resto de hospitales públicos de la región, tras el pertinente reajuste de las plantillas. En todo caso, aclaran desde el equipo de Díaz Ayuso, el Isabel Zendal no tendrá una plantilla fija como el resto de hospitales. Por su propia naturaleza –al servir como centro de emergencia ante epidemias o catástrofes–, el número de profesionales sanitarios que trabajen aquí variará en función de la situación a la que tenga que dar respuesta. Esto implica que en una situación de emergencia, como la que está viviendo en estos momentos la región y el país en su conjunto a causa de la Covid-19, necesitará de un despliegue mayor de recursos humanos. Será un equipo coordinador el que active las unidades multidisciplinares asistenciales de emergencia en función de las necesidades. No obstante, la estimación concreta de profesionales con la que se pretende arrancar su actividad en noviembre es, de momento, una incógnita. Desde el sindicato Amyts, hacen un cálculo que en el Gobierno de Ayuso desmienten: «Un hospital de esas características sería equiparable a La Paz, que tiene más de mil médicos y más de 5.000 profesionales sanitarios. Otra cosa es que vaya a ser de esas características».

De cara al «fichaje» de profesionales sanitarios de la región para el Isabel Zendal, el Gobierno de Ayuso pondrá en marcha un programa de incentivos que haga más atractiva la incorporación al que será el primer hospital específico en España para atender pandemias, el Hospital Isabel Zendal. Lo que quiere el Ejecutivo regional es que se repita, a nivel profesional, lo sucedido hace unos meses con el hospital de Ifema, cuando muchos sanitarios expresaron su deseo de desarrollar su trabajo en este centro. En el Gobierno de Ayuso sostienen, además, que la activación del nuevo hospital de Valdebebas –con tres grandes pabellones de ingresos de 10.500 metros cuadrados cada uno, con más de 1.000 camas de hospitalización, organizadas modularmente en torno a controles de enfermería, y 48 camas para UCI y críticos– reducirá la carga de trabajo en otros centros. Aún así, la Consejería de Sanidad precisa que no se producirá ningún vacío en los hospitales de los que procedan los trabajadores del Isabel Zendal: «Mantendremos y contrataremos todos los refuerzos que sean necesarios en los distintos hospitales que cedan profesionales a este nuevo hospital», reconocen en el departamento dirigido por Enrique Ruiz Escudero. El procedimiento de adscripción voluntaria de profesionales –procedentes de la red sanitaria pública– será presentado en la Mesa Sectorial de Sectorial en una sesión monográfica que se reunirá próximamente, señalan desde la Consejería.