Ayuso: “No ha habido ningún triunfo porque no hay ninguna guerra”

La presidenta madrileña defiende sus “políticas quirúrgicas” de salud pública, que afecten al menor número de personas posible, y agradece al Gobierno su lealtad institucional con la petición de la Comunidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz AyusoEUROPA PRESS/O.BARROSO.POOL Europa Press

Las medidas de la Comunidad de Madrid se desarrollan según el plan del Gobierno regional. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso dijo este viernes, tras el cierre perimetral de la región por días y no por un mínimo de siete días como recoge el decreto del Gobierno, que “aquí no ha habido ningún triunfo porque no hay ninguna guerra”.

“No es una guerra de Ayuso con Sánchez ni Sánchez con Ayuso sino es la defensa de la política sanitaria que hemos venido poniendo en marcha y que está funcionando, es defender lo que creemos que es bueno para Madrid”, manifestó Ayuso durante el acto de presentación de la Oficina de Madrid 360

Insistió en que “solamente es eso y lo demás está siendo ruido porque solamente estamos en hablar de gestión, nos dedicamos a la gestión”. Además, agradeció al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “haya accedido a nuestra petición desde la lealtad institucional porque fue así como le pedimos modificar esta orden, ya que nosotros sabemos que la política sanitaria que estamos emprendiendo en la Comunidad de Madrid está funcionando y no entendíamos por qué tenían que ser siete días seguidos, por qué no tres o por qué no uno, dependiendo de las circunstancias”.

Indicó que los confinamientos “cuanto más pequeños funcionan mejor” y afirmó que “estos días hemos tenido que tomar decisiones muy complicadas y, en concreto, una especialmente difícil, como ha sido el cierre de Madrid”. Por ello, aseguró que lamenta la decisión tomada y “las molestias que pueda ocasionar”.

Finalmente, declaró que este puente tiene mucha movilidad, normalmente suele tener cerca de un millón de viajes, seis millones de movimientos en todo el territorio nacional y el propósito de la Comunidad de Madrid es “cerrar solo lo imprescindible”.